¿Puede afectar el colesterol a la visión?

Los altos niveles de colesterol en sangre pueden aumentar o acelerar el riesgo de padecer determinadas patologías oculares, al bloquear el flujo de sanguíneo de la zona ocular. Del mismo modo que el colesterol se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos del cuerpo, también lo hace en las de los ojos, provocando una disminución de la oxigenación de los tejidos oculares. En caso de ocluirse la arteria central de la retina, tejido altamente vascularizado que contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos, puede producirse un infarto retiniano masivo que conlleva una pérdida prácticamente total de la visión. Para prevenirlo, es fundamental llevar una vida sana, siguiendo una dieta equilibrada y baja en grasas y realizando ejercicio físico regular, además de evitar otros hábitos perjudiciales, como el tabaco o el consumo no moderado de alcohol.