Láser CO2

Láser CO2
Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita
Generalmente, se precisan
2
sesiones
Duración:
60
minutos
Láser CO2

¿Qué es el láser CO2?

El láser CO2 es un tratamiento cutáneo que se realiza en consulta y tiene por objetivo tratar  cicatrices, eliminar arrugas, tensar la piel y mejorar las manchas y el poro.

Consiste en aplicar pequeños impulsos de luz hacia la zona de la piel a tratar.

El láser de CO2 aplica impulsos de luz en la zona de la dermis a tratar

Para llevar a cabo el tratamiento, el equipo cuenta con distintas intensidades que el experto en estética aplica según el tipo de piel o las marcas que tiene el paciente.

En IMO Grupo Miranza, contamos con el equipo AcuPulse Lumenis, un láser fraccionado ablativo de CO2. 

¿En qué casos se realiza?

El láser CO2 se utiliza para tratar distintos tipos de cicatrices, como por ejemplo:

  • las del acné
  • las que aparecen tras un accidente o golpe
  • las que pueden formarse tras una cirugía

Asimismo, el láser CO2 permite:

  • mejorar el tono de la piel
  • eliminar arrugas finas
  • disminuir el tamaño del poro
  • estimular la renovación de colágeno

El láser CO2 mejora la calidad y el aspecto de la piel.

Antes y después láser CO2

El láser CO2 mejora el aspecto de la piel y estimula la renovación de colágeno

Exámenes previos

Es preciso que el experto en estética realice un completo examen de la zona a tratar.

Asimismo, se realizan fotografías, antes, después y durante las distintas sesiones, para valorar la evolución del tratamiento.

Antes de realizar el tratamiento, es importante que el especialista en estética conozca las cremas o cosméticos que el paciente utiliza habitualmente, ya que en algunos casos es necesario prescribir otros y preparar la piel para el procedimiento.

En este sentido, por ejemplo, no se deben utilizar productos exfoliantes antes de realizar el láser CO2 y tampoco se debe exponer de forma intensa la piel al sol o a cámaras UV antes de la realización del tratamiento.

Durante el tratamiento

El tratamiento tiene una duración de hasta unos 60 minutos según la zona a tratar.

Antes de comenzar el tratamiento, se limpia la piel del paciente, que no deberá tener ningún tipo de producto cosmético: ni cremas ni maquillajes.

En primer lugar, se aplica una crema anestésica y, minutos después, ya se puede comenzar a aplicar el láser. En algunas ocasiones, es necesario infiltrar anestesia.

El láser de CO2 es de tipo fraccionado ablativo: actúa “vaporizando” las capas superficiales de la piel y crea columnas térmicas, en las capas más profundas.

Tratamiento de láser CO2 en la piel de los párpados

Asimismo, durante su aplicación, el scanner del láser analiza el área a tratar y, a continuación, se realizan los impactos, según la el objetivo que persigue el tratamiento. En las zonas en las que se aplica este tratamiento, aparecen unos puntitos en la piel.

Generalmente, son necesarias 1-2 sesiones, aunque estas pueden variar según el paciente.

Tras el tratamiento

Al finalizar el tratamiento, el paciente puede retomar sus actividades diarias. No obstante, en la zona tratada suelen haber ciertas molestas, como:

  • tirantez
  • enrojecimiento
  • inflamación

Conforme la piel cicatriza,  aparecerán pequeñas costras que suelen caerse en el curso de una semana.

Láser CO2 zona ocular

Tratamiento con láser CO2 en la zona periocular

Durante la primera semana tras el láser CO2, el paciente no deberá utilizar maquillaje. Al caerse las costras la piel se torna rosada. En ese momento, el paciente puede volver a utilizar cosméticos usando siempre fotoprotector de alta cobertura diariamente.

En paralelo, es posible que el especialista en estética recomiende ciertos tipos de pomadas o cremas postratamiento.