Cirugía refractiva con lentes intraoculares

lente faquica

¿Qué es?

La cirugía refractiva con lentes intraoculares consiste en la implantación de lentes fáquicas o pseudofáquicas para corregir defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Está indicada para aquellas personas que desean prescindir de la corrección óptica.

Las lentes fáquicas se implantan entre la córnea y el cristalino, sin extraerlo, por lo que suelen estar indicadas para pacientes jóvenes (menores de 40/45 años). Una de sus grandes ventajas es que se trata de una técnica reversible. Dependiendo del espacio de que se disponga dentro del ojo, pueden llegar a corregir unas 20-21 dioptrías en casos de miopía y hasta 10-12 dioptrías en casos de hipermetropía. Se pueden colocar delante del iris (lentes de soporte iridiano) o entre el iris y el cristalino (lentes ICL).

A diferencia de las lentes fáquicas, las lentes pseudofáquicas sí que sustituyen el cristalino, ya sea porque ha perdido la función de acomodar o porque se trata de un cristalino opaco (catarata). La graduación que se puede corregir con las lentes pseudofáquicas es de hasta 35-40 dioptrías de miopía y hasta 20 de hipermetropía.

Lentes intraoculares fáquicas y prótesis oculares - Doctor Elies - IMO Barcelona

¿En qué casos se realiza?

La cirugía refractiva con lentes intraoculares fáquicas está indicada para pacientes con un grado de hipermetropía alto, para corregir astigmatismos altos y cuando la miopía es alta o existe contraindicación para la aplicación de láser en las capas superficiales o internas de la córnea (Lasik) o para la implantación de anillos intracorneales.

Habitualmente, las lentes intraoculares pseudofáquicas, que son las que se utilizan en la cirugía de catarata, se implantan en algunos pacientes con presbicia u otros defectos refractivos, generalmente mayores de 45 años.

Es necesario realizar una exploración oftalmológica para considerar, en función del número de dioptrías a corregir y de otros factores, cuál es la mejor opción en cada caso.

Lasik o lentes: pros y contras - Doctor Elies - IMO Barcelona

Exámenes previos

Examen oftalmológico completo, mediciones de cámara anterior y contaje endotelial.

Antes de la intervención

Hay que hacer un reposo relativo durante los tres días previos a la intervención (solo evitar esfuerzos). Luego ya se puede llevar una vida normal, aunque es importante no frotarse los ojos.

Durante la intervención

La intervención se realiza con anestesia tópica y dura de 15 a 20 minutos. Es ambulatoria.

Riesgos

No existen unos riesgos distintos a los de cualquier acto quirúrgico. Tras la cirugía, deben hacerse revisiones periódicas cada 1,5 o 2 años para asegurar que el contaje endotelial (células presentes en el endotelio de la córnea) no cambia.