Síndrome de disfunción del cristalino

SOLICITA VISITA SOLICITA VIDEOCONSULTA

Síntomas a partir de

40-45

años

Ligado a

2

alteraciones visuales: cataratas y presbicia

HD Analyzer, prueba

nº 1

para su diagnóstico

¿Qué es el síndrome de disfunción del cristalino?

El síndrome de disfunción del cristalino se caracteriza por englobar algunas de las alteraciones visuales más comunes relacionadas con la edad y que suelen aparecer entre los 40 y los 65 años.

La principal causa del síndrome de disfunción del cristalino es el envejecimiento natural de esta estructura ocular, una lente natural que nos permite enfocar los objetos correctamente. Con el paso de los años, el cristalino pierde, progresivamente, su movilidad, elasticidad y transparencia: se va volviendo opaco, provocando alteraciones visuales.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Visión borrosa
  • Disminución de la sensibilidad a los colores
  • Cambios frecuentes de graduación
  • Dificultad y cambios en la visión cercana

La visión borrosa es una de los síntomas del síndrome de disfunción del cristalino

Las principales alteraciones visuales que aparecen como consecuencia del síndrome de disfunción del cristalino son:

Síntomas: cómo cambia el cristalino con el paso de los años

La evolución del síndrome de disfunción del cristalino es paulatina. Esto significa que los primeros signos, que generalmente aparecen a partir de los 40 años, pueden pasar desapercibidos para la persona que lo padece y agravarse con el paso de los años.

Prueba para diagnosticar el síndrome de disfunción del cristalino

El síndrome de disfunción del cristalino puede detectarse a través de una visita oftalmológica completa, así como de una prueba de calidad visual, llamada HD Analyzer (OQAS), que permite realizar un diagnóstico eficaz y, en muchos casos, precoz.

HD Analyzer es una prueba diagnóstica ocular, que, entre otros, permite detectar precozmente el síndrome de disfunción del cristalino, antes incluso de que el paciente comience a percibir los primeros signos o en fases muy iniciales.

Para ello, este equipo mide la dispersión de la luz en el interior del ojo y muestra la agudeza y calidad visual que alcanza el paciente, teniendo en cuenta cualquier opacidad existente (como por ejemplo, la presencia una catarata).

Esta prueba es especialmente útil para detectar el síndrome de disfunción del cristalino en pacientes que comienzan a presentar síntomas visuales,  en fases muy iniciales, prácticamente indetectables en una exploración ocular.

Tratamientos asociados

En muchos casos, el síndrome de disfunción del cristalino se trata prescribiendo unas gafas o una nueva graduación para las que utiliza el paciente habitualmente.

Existen muchos tipos de gafas orientadas a ofrecer confort a la persona que las demanda (monofocales, bifocales, progresivas u ocupacionales), así como algunos filtros.

También existen opciones quirúrgicas para tratar las alteraciones visuales relacionadas con el síndrome de disfunción del cristalino:

Cirugía de la presbicia

Para los pacientes que desean prescindir de la dependencia de sus gafas o lentes de contacto, se puede realizar una cirugía refractiva para compensar total o parcialmente la presbicia y, si el paciente lo requiere, otros defectos refractivos, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Para más detalles sobre esta cirugía, haz clic aquí.

Cirugía de las cataratas

El tratamiento de las cataratas siempre es quirúrgico y consiste en extraer el cristalino envejecido y reemplazarlo por una lente intraocular, que realice su función. Aquí te explicamos todos los detalles sobre esta intervención, muy frecuente, pero que no debe ser banalizada, ya que, al igual que otras cirugías, pueden darse riesgos durante y después del procedimiento.

Los primeros síntomas de las cataratas aparecen, generalmente, a partir de los 55-65 años y evolucionan a lo largo de los años, hasta producir una importante limitación visual.

Por ello, es frecuente que el paciente se pregunte cuál es el mejor momento para operar las cataratas: en sus primeras fases o cuando están avanzadas. Haz clic aquí para conocer todos los detalles sobre esta duda tan común.

 

IMO Grupo Miranza cuenta con un amplio abanico de lentes intraoculares para las cirugías de la presbicia y de cataratas, para que cada uno de ellos pueda beneficiarse de la que más se ajuste a sus necesidades visuales.

Preguntas frecuentes

IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Josep María Lladó, 3
08035 Barcelona
Tel: 934 000 700
E-mail: informacion@imo.es
Ver mapa en Google Maps

En coche

Coordenadas navegador GPS:
41º 24’ 38” N – 02º 07’ 29” E

Salida 7 de la Ronda de Dalt (lado montaña). La clínica cuenta con un aparcamiento de más de 200 plazas.

En bus

Autobús H2: Rotonda de Bellesguard, parada 1540

Autobús 196: Josep Maria Lladó-Bellesguard, parada 3191

Autobuses H2, 123, 196: Ronda de Dalt – Bellesguard, parada 0071

IMO Madrid

C/ Valle de Pinares Llanos, 3
28035 Madrid
Tel: 910 783 783
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

Metro Lacoma (línea 7)
Autobuses:

  • Líneas 49 y 64, parada “Senda del Infante”
  • Línea N21, parada “Metro Lacoma”

Horarios

Atención al paciente: de lunes a viernes, de 8 h a 20 h

IMO Andorra

Av. de les Nacions Unides, 17
AD700 Escaldes-Engordany, Andorra
Tel: (+37) 688 55 44
Ver mapa en Google Maps

IMO Manresa

C/ Carrasco i Formiguera, 33 (Baixos)
08242 – Manresa
Tel: 938 749 160
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

FGC. Línea R5 y R50 dirección Manresa. Estación: Baixador de Manresa

Horarios

De Lunes a viernes de 9:00 a 13:00 i de 15:00 a 20:00 h

¿Cómo quieres
pedir cita?

Programa tu cita

Te llamamos

Te llamamos

Indícanos los siguientes datos para que podamos llamarte y ayudarte en todo lo que necesites.

    He leído y acepto la Política de privacidad