Cirugía escleral

Alto éxito con menos riesgo de complicaciones respecto a la técnica estándar
cirugía escleral

¿Qué es?

La cirugía escleral es la que se refiere a la colocación de procedimientos sobre la esclerótica. Son elementos de silicona que se suturan en la pared de la esclera donde normalmente están las roturas retinianas. También hay que combinar esta colocación de procedimientos de silicona con criocoagulación o láser coagulación de las roturas de la retina.

¿En qué casos se realiza?

Se realiza en casos de desprendimientos de la retina que ocurren la primera vez y en los cuales pueden curarse mediante esta técnica evitando el trabajar dentro del ojo.

Exámenes previos

Requiere un examen ocular completo y un examen muy minucioso especialmente en la zona desprendida para detectar todas las roturas. Se realiza con el oftalmoscopio binouclar indirecto y con la lente de tres espejos, examinando a través de una lámpara de hendidura.

Antes de la intervención

Es una cirugía segura en cuanto a posibles complicaciones postoperatorias.

Durante la intervención

Hay que disecar los músculos oculares, tomarlos mediante hilos y desplazar el ojo para suturar la pieza de silicona. Se realiza normalmente con anestesia retrobulbar y sedación, es decir, anestesia local además de sedación del paciente.

Riesgos

El riesgo es que el desprendimiento de retina no se cure con esta técnica, generalmente si no se han detectado correctamente las roturas existentes. También puede haber sangrado y inflamaciones, pero estas complicaciones son de carácter excepcional.