Cirugía de la orbitopatía tiroidea

Expertos en
6
técnicas quirúrgicas distintas
Incisiones
100%
invisibles tras el postoperatorio
Thyroid

¿Qué es?

La orbitopatía tiroidea causa el engrosamiento y aumento de volumen de los músculos y la grasa detrás del ojo. El exoftalmos ocurre debido a que la órbita es un espacio rígido y los músculos y la grasa desplazan el ojo hacia delante en busca de espacio. Durante este proceso ocurre además, la retracción de los párpados y el estrabismo.

La cirugía de descompresión orbitaria para el exoftalmos consiste en abrir espacio en la órbita mediante unas "ventanas" en el hueso. Esto permite que los músculos y la grasa puedan tener más espacio y por lo tanto, el ojo pueda regresar hacia atrás. Una vez solucionado el exoftalmos, y si es necesario, se puede proceder a la corrección del estrabismo y de la retracción palpebral si existen.

¿En qué casos se realiza?

En todos los casos de exoftalmos esta indicada la cirugía, pero en casos en que la visión se encuentra seriamente amenazada por la presión en la órbita es necesario realizar el procedimiento lo antes posible.

Exámenes previos

Es necesario tener un examen oftalmológico y palpebral completo, así como una TAC de órbitas.

Antes de la intervención

No tomar anticoagulantes o aspirina antes de la cirugía. Es indispensable suspender el consumo de tabaco.

Durante la intervención

El procedimiento se realiza bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general según el caso. Es posible realizar una descompresión bilateral en una sola intervención.

Microinstrumentos en patologías de párpados y órbita. Dr. Ramón Medel - IMO Barcelona

Riesgos

La cirugía busca siempre la simetría entre ambos ojos, pero existe el riesgo de hiper o hipocorrección. Luego de la descompresión puede quedar alguna malposición palpebral (retracción o ptosis) y puede ocurrir visión doble que en algunos casos es transitoria y en otros no. Tanto la malposición como el estrabismo se pueden corregir posteriormente.