10 mitos sobre medicina estética

10 mitos sobre medicina estética
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS

10 mitos sobre medicina estética

Las terapias de medicina estética y de rejuvenecimiento se han popularizado mucho durante los últimos años, especialmente, teniendo en cuenta que han surgido nuevos tratamientos  o mejoras en los que ya existían, dirigidos tanto a pieles maduras como jóvenes.

A continuación, te aclaramos 10 mitos sobre medicina estética, de la mano de nuestros expertos. 

  1. La toxina botulínica paraliza o deforma la expresión del rostro

La toxina botulínica, conocida como "botox" por ser la marca con la que se empezó a comercializar, es uno de los tratamientos más utilizados para tratar eficazmente las arrugas que aparecen, principalmente, en la parte superior del rostro. Esta zona que engloba frente, nariz y ojos es especialmente sensible, ya que un tratamiento excesivo puede limitar la expresividad del paciente, mermando su seguridad y dándole la sensación de que “ya no es él mismo”.

No obstante, actualmente, los expertos en estética y rejuvenecimiento optan por inyectar la toxina botulínica en el lugar y las proporciones adecuadas para que el paciente se sienta cómodo con un resultado natural.

Asimismo, la toxina botulínica, además de matizar o eliminar las arrugas (según el caso del paciente), logra dotar a la piel de una mayor luminosidad y tensado, revitalizando la zona en la que se aplica.

La toxina botulínica logra eliminar o matizar las arrugas, tensando  y revitalizando la piel del rostro

De hecho, en los últimos años, ha ido surgiendo la tendencia de aplicar toxina botulínica para prevenir la aparición de arrugas o de nuevas arrugas faciales. Uno de ellas, es el llamado “baby botox”, dirigido a pieles jóvenes, con el objetivo de dotarlas de frescura, para evitar y matizar las arrugas.

Es importante ponerse en manos de un profesional cualificado y con experiencia para obtener los mejores resultados.

  1. Las sustancias de relleno inflaman el rostro excesivamente y la persona se ve irreconocible

El objetivo principal de las sustancias de relleno es armonizar la zona en la que se aplican, ya sea para modelarla, matizar las arrugas o dotarla de mayor volumen. Además, generalmente, aportan más elasticidad, hidratación y vitalidad a la piel. 

Justamente por ello, el experto en estética y rejuvenecimiento tiene por objetivo que el paciente no parezca otra persona, sino “la mejor versión de sí mismo” y ello incluye que los resultados sean lo más naturales posibles, manteniendo siempre la armonía del rostro. 

  1. Las técnicas de medicina estética solo están indicadas para pieles maduras

Este es uno de los mitos más comunes, ya que, generalmente, se tiende a pensar que hasta que no existe el problema estético, no debemos tratarlo.

También existen terapias e medicina estética para pieles jóvenes

Sin embargo:

  • muchas personas se someten a tratamientos estéticos para armonizar, modelar o mejorar el aspecto de zonas con las que no se sienten cómodas. Por ejemplo, es el caso de la rinomodelación, el tratamiento de la mandíbula o el diseño de labios.
  • en otros casos, las terapias de medicina estética tienen el doble objetivo mejorar el aspecto de la piel o de ciertas zonas faciales, así como de prevenir o matizar los efectos del envejecimiento. Es el caso de tratamientos como los skinboosters o de la tendencia “baby botox”.
  1. Una vez desaparece el efecto de las terapias de medicina estética, las arrugas tienen un aspecto más pronunciado

Este es, probablemente, uno de los mitos con menos fundamento, ya que la mayoría de los tratamientos matizan las arrugas, ya sea rellenándolas, estimulando la producción natural de colágeno o relajando el músculo.

Todo ello, tiene como objetivo retrasar los signos del envejecimiento, evitar la progresión de la arruga o prevenir que aparezca.

Asimismo, según el tratamiento, los efectos oscilan entre los 4 y los 18 meses.

  1. Las técnicas de medicina estética son dolorosas

Como en otros casos, todo depende de la tolerancia al dolor de cada persona, así como de otros factores que puedan hacer que, en un momento dado, tenga una mayor sensibilidad a cualquier molestia.

Para evitar cualquier sensación de molestia o dolor, muchas de estas técnicas se realizan aplicando anestesia tópica (por ejemplo, con una pomada). En otros casos, las propias sustancias que se inyectan en el paciente incluyen un anestésico llamado lidocaína que evita que sienta dolor o una molestia muy intensa.

Preparación de una paciente antes del tratamiento

Generalmente, antes del tratamiento de medicina estética, se aplica anestesia tópica 

Asimismo, para evitar molestias posteriores a algunos tratamientos y para obtener los mejores resultados, a veces el especialista recomienda aplicar hielo o cremas que ayuden a la cicatrización.

  1. La toxina botulínica puede aplicarse en los labios

La toxina botulínica no es la sustancia indicada definir y  dar volumen a los labios. Para el diseño de los labios se utiliza ácido hialurónico, ya que tiene un efecto voluminizador, perfilador e hidratante que lo hace ideal para la zona labial. 

  1. Las manchas de la piel reaparecen si no se realizan tratamientos periódicos

Algunos de los objetivos de tratamientos como el peeling o los láseres IPL o CO2 es lograr eliminar manchas de la piel, como las solares o las debidas al acné, así como la presencia de otras alteraciones en la dermis.

Una vez tratadas las manchas, estas pueden desaparecer en su totalidad o atenuarse, pero es importante seguir los consejos postratamiento del experto en estética y rejuvenecimiento para evitar que aparezcan nuevas manchas así como realizar tratamientos de mantenimiento según el caso.

Láser medicina estética

Los láseres CO2 e IPL son muy eficaces para solventar ciertos problemas de la dermis

Ciertos hábitos pueden ayudarnos a prevenir la aparición de manchas, como por ejemplo:

  • utilizar fotoprotector solar a diario o base de maquillaje con un fotoprotector alto
  • limitar la exposición solar
  • proteger la piel del rostro con gorros/gorras y gafas de sol homologadas
  • realizar limpiezas faciales diarias, especialmente si se utilizan cosméticos
  • hacer exfoliaciones periódicas (2-3 veces/semana)
  • seguir una dieta equilibrada, huyendo de malos hábitos, como el consumo de alcohol o el tabaquismo
  1. Las mujeres se realizan más tratamientos estéticos que los hombres

Se trata de un mito muy extendido, pero en la actualidad, muchos hombres optan por realizarse tratamientos de medicina estética para verse mejor.

Todos los tratamientos de medicina estética y de rejuvenecimiento que se pueden aplicar en ambos sexos con unos resultados excelentes. Generalmente, los hombres suelen optar por el relleno de las ojeras o el lifting no quirúrgico Ultherapy.

Asimismo, existen otras terapias estéticas más individualizadas, como la marcación mandibular y del mentón, que, en el caso de los hombres, suelen estar dirigidas a dotar el rostro de rasgos más marcados, aportando volumen para que sean más “masculinos”. En el caso de las mujeres, este tratamiento suele consistir justamente en lo contrario, ya que se suele demandar un afinamiento del rostro.

En cualquier caso, los tratamientos de medicina estética siempre deben individualizarse, independientemente del sexo de la persona, respondiendo a las necesidades concretas del paciente.

  1. El relleno de ojeras provoca bolsas para siempre

El relleno de la ojera está indicado a las personas que tienen el surco de esta zona ocular muy hundido, así como bolsas poco marcadas, ya sea debido al proceso natural de envejecimiento o a factores hereditarios.

Se suele tratar, en consulta, con microinyecciones de ácido hialurónico.

Una vez realizado el tratamiento, se aprecia un cambio sustancial, ya que esta zona recupera el volumen y, además, se suele matizar el color de la ojera, así como pequeñas arruguitas de la zona.  El resultado es un aspecto más descansado, así como una piel más hidratada, vital y elástica. 

Precisamente, por todo ello, el tratamiento de la ojera no provoca bolsas. Además, al realizarse con una sustancia reabsorbible como es el ácido hialurónico, la duración del tratamiento es de entre 12 y 18 meses, por lo que los resultados, pese a ser bastante duraderos, no son para siempre. 

En paralelo, para las personas que quieren tratar las bolsas marcadas, existen soluciones específicas y definitivas, como la blefaroplastia, una de las cirugías estéticas oculofaciales más demandadas y en las que los especialistas de IMO Grupo Miranza son expertos.

  1. A partir de los 50 años, todas las soluciones son quirúrgicas

A partir de los 50 años es cuando, probablemente, comenzamos a notar de forma más significativa los signos de la edad, especialmente, en nuestros rostros. Por ello, no es de extrañar que muchas personas se planteen optar por soluciones quirúrgicas para solventarlos.

En la actualidad, existen multitud de opciones tanto de medicina estética, como quirúrgicas y a las que pueden optar tanto pieles jóvenes, como maduras.No obstante, en primer lugar, es importante ponerse en manos de un experto en estética y rejuvenecimiento facial, que pueda asesorar al paciente sobre las opciones, según su caso, necesidades y siendo realista por lo que se refiere a las expectativas.