José María Amich

13 de abril de 2022

Árboles azules, pantalones verde loro y dilemas tecnológicos para un daltónico. José María ha aprendido a convivir con naturalidad con esta alteración en la percepción de los colores, adaptándose a las dificultades, confusiones o pequeños problemas que provoca en su vida cotidiana.

José María Amich es daltónico por herencia, ya que su madre era portadora de esta disfunción. No se trata del único varón de la familia afectado y, aunque sus hijos no padecen daltonismo, de haber tenido una hija esta también hubiera podido transmitirlo, por lo que alguno de sus posibles futuros nietos hubiera seguido con esta “tradición familiar”. Sin perder el sentido del humor, José María nos cuenta cómo es la vida de un daltónico y con qué dificultades se encuentra en su día a día por esta disfunción, que, en su caso, hace que el verde y el rojo se diluyan como grises o marrones y que no distinga entre el azul y el lila:

“Aunque según todos los test de color soy daltónico profundo, no es un hándicap que viva con angustia. La edad y la costumbre han ayudado a que lo lleve con naturalidad y sin complejos. He tenido solo dos o tres problemas en mi vida por no distinguir ciertos colores. Uno estuvo relacionado con mi actividad profesional, ya que soy fabricante textil. Siempre me las he apañado bien para huir de situaciones embarazosas relacionadas con el color de las prendas con las que he trabajado, pero, en una ocasión, un cliente “me enganchó” y pasé cierto apuro… Otro momento que viví con angustia fue en mi adolescencia, cuando aparecí en el colegio con unos pantalones nuevos de color beige… Bueno, yo los había comprado como beige, pero en realidad eran verde loro… Fui el hazmerreír de mis compañeros. Al llegar a casa, tiré los pantalones a la basura… De más pequeño, me llevé más de una bronca de los profesores por pintar los árboles azules. Yo veía muchos de los lápices del mismo color… Mis padres me hicieron pruebas de color y avisaron al colegio de mi problema… A partir de entonces se acabaron las regañinas por este asunto”.

Aparte de esto, José María tiene muchas pequeñas anécdotas, aunque no le suponen una preocupación, como aparecer en casa con un par de pijamas “azules” para sus hijos (que en realidad eran lilas) o hacer trasbordos equivocados en las líneas del metro que se rigen por colores. El ocio y el turismo en familia es otro punto “conflictivo”, comenta. “Cuando ante un paisaje primaveral mi mujer o mis hijos dicen “¡Qué bonito!”, me fastidia un poco no poder apreciar los colores contrastados de la naturaleza, igual que no poder percibir ciertos detalles de los cuadros cuando visitamos museos… Pero he vivido siempre viendo diferente, y lo asumo sin demasiados quebraderos de cabeza”.

Otro ámbito al que le afecta es la conducción, ya que José María no distingue entre el rojo y el verde de los semáforos. Sin embargo, no es un problema real porque, según explica, sabe que cuando se enciende la luz de arriba debe parar y cuando lo hace la de abajo puede arrancar. La cosa se complica un poco por la noche, cuando tiene más dificultades para distinguir las luces de un semáforo en verde de las de las farolas. Por tanto, su truco es “conducir con mucho más cuidado”. Finalmente, concluye que tal vez lo más engorroso para su vida cotidiana son las luces de encendido y de apagado de los aparatos tecnológicos: “Soy incapaz de discernirlos en los cargadores de batería, los ordenadores, la televisión, los reproductores de DVD… Creo que nos facilitarían mucho la vida a los daltónicos si cambiasen esos códigos de colores por otros que no son problemáticos, como el amarillo, o bien que utilizaran símbolos no cromáticos… ¡Es que justo el rojo y el verde son colores que muchos daltónicos no distinguimos!”

IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Josep María Lladó, 3
08035 Barcelona
Tel: 934 000 700
E-mail: informacion@imo.es
Ver mapa en Google Maps

En coche

Coordenadas navegador GPS:
41º 24’ 38” N – 02º 07’ 29” E

Salida 7 de la Ronda de Dalt (lado montaña). La clínica cuenta con un aparcamiento de más de 200 plazas.

En bus

Autobús H2: Rotonda de Bellesguard, parada 1540

Autobús 196: Josep Maria Lladó-Bellesguard, parada 3191

Autobuses H2, 123, 196: Ronda de Dalt – Bellesguard, parada 0071

IMO Madrid

C/ Valle de Pinares Llanos, 3
28035 Madrid
Tel: 910 783 783
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

Metro Lacoma (línea 7)
Autobuses:

  • Líneas 49 y 64, parada “Senda del Infante”
  • Línea N21, parada “Metro Lacoma”

Horarios

Atención al paciente: de lunes a viernes, de 8 h a 20 h

IMO Andorra

Av. de les Nacions Unides, 17
AD700 Escaldes-Engordany, Andorra
Tel: (+37) 688 55 44
Ver mapa en Google Maps

IMO Manresa

C/ Carrasco i Formiguera, 33 (Baixos)
08242 – Manresa
Tel: 938 749 160
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

FGC. Línea R5 y R50 dirección Manresa. Estación: Baixador de Manresa

Horarios

De Lunes a viernes de 9:00 a 13:00 i de 15:00 a 20:00 h

¿Cómo quieres
pedir cita?

Programa tu cita

Te llamamos

Te llamamos

Indícanos los siguientes datos para que podamos llamarte y ayudarte en todo lo que necesites.

    He leído y acepto la Política de privacidad