Trasplante de células madre corneales

Más de
2
décadas de experiencia
trasplante de células madre corneales

¿Qué es?

El limbo esclero-corneal es una zona de transición, un anillo que rodea la córnea y en el que se unen la córnea y la conjuntiva circundante. Además, esta zona periférica de la córnea contiene las células madre del epitelio corneal, que tras crecer en el limbo, van migrando sobre la córnea desde la periferia hacia el centro, donde finalmente se descaman y se pierden.

Existen una serie de factores, congénitos o adquiridos, que pueden lesionar gravemente el limbo y, por tanto, a esta población de células madre, y provocar lo que se conoce como síndrome de insuficiencia límbica.

El síndrome de insuficiencia límbica supone que deja de haber una fuente para las células del epitelio corneal. Éste es sustituido por el epitelio conjuntival que habitualmente rodea a la córnea y que, en estos casos, se expande e “invade territorio”, aprovechando que el limbo deja de actuar como una barrera que inhibe el crecimiento de la conjuntiva.

La expansión del epitelio de la conjuntiva sobre la córnea provoca una pérdida de transparencia y consecuentemente de visión, además de problemas de adherencia, erosiones, úlceras, inflamación crónica o crecimiento anómalo de vasos.

Síndrome de insuficiencia límbica antes de la cirugía. Ojo antes de la intervención de la imagen superior.

Cuando la insuficiencia límbica no es completa, el tratamiento se resuelve con la administración de colirios, pero en lesiones severas, se opta por el trasplante de células madre corneales (o trasplante de limbo).

¿En qué casos se realiza?

Cuando la insuficiencia límbica no es completa, retirando a tiempo la causa que la produce y con la ayuda de algunos tratamientos médicos admisnistrados en forma de colirio, puede llegar a conseguirse la recuperación o la estabilización de las lesiones.

En lesiones muy extensas y severas, en las que el limbo se encuentra lesionado en su totalidad, ya no existe capacidad de regeneración y los tratamientos médicos no son eficaces. Cuando esto ocurre el único tratamiento eficaz es quirúrgico y consiste en trasplantar esas células madre de nuevo.

En los últimos años se ha abierto una vía alternativa para trasplantar células madre del epitelio corneal, que consiste en extraer una pequeña muestra de limbo sano, sea del propio paciente o de un donante, y cultivarla en el laboratorio para posteriormente trasplantar las células madre.

Cultivo de células madre del epitelio corneal

Exámenes previos

Un examen ocular completo es la prueba necesaria para determinar qué tipo de conjuntivitis sufre un paciente.

Antes de la intervención

En los casos de insuficiencia límbica completa y opacidad corneal pueden utilizarse también la queratoprótesis o córneas artificiales. Aunque la cirugía es técnicamente más sencilla que el trasplante de limbo y los resultados visuales a corto plazo son muy buenos, el riesgo de complicaciones severas a medio y largo plazo es muy superior con la queratoprótesis.

Durante la intervención

Hay que tener en cuenta que el trasplante puede ser de otra persona donante (alotrasplante) o del ojo sano del propio paciente (autotrasplante), en cuyo caso se puede extraer únicamente una parte del limbo (la mitad como máximo).