Karla Rugel

La cirugía reconstructiva puede ser el primer paso para volver a ver y supone un cambio espectacular, tanto estético como funcional, para muchas personas. Es el caso de Karla, que, tras varias operaciones coordinadas entre diferentes especialistas de IMO, recuperó la visión perdida a raíz de una agresión.

Karla Rugel

Karla Rugel, una adolescente que perdió la visión de los dos ojos a causa de una agresión con ácido sufrida en 2003 en Martos (Jaén), consiguió volver a ver con el ojo izquierdo, después de varias operaciones llevadas a cabo en IMO, entre diciembre de 2008 y septiembre de 2009. Según explica, “lo que más me impresionó fue ver cómo habían cambiado mis amigos y mi hermano. También me sorprendió darme cuenta de que, al percibir los colores otra vez, después de 6 años, me había olvidado, por ejemplo, del fucsia o el beige”.

 Para lograr este resultado, la joven tuvo que pasar por un complejo proceso. Dos de las cirugías a las que se sometió fueron realizadas por el Dr. Ramón Medel, coordinador del Departamento de Oculoplástica de IMO. Estas intervenciones lograron separarle los párpados -pegados al ojo desde la agresión- a través de una reconstrucción de fondo de saco, y restablecer,  mediante triquiasis, la posición normal de las pestañas -cuya trayectoria se había invertido y provocaba un roce constante con la córnea-, así como de los párpados, rotados hacia adentro (entropión).

Las reconstrucciones oculares después de accidentes o agresiones son unas de las cirugías más complicadas en oftalmología y suelen comportar "un antes y un después" espectacular para los pacientes, tanto desde el punto de vista plástico, como funcional y visual. El caso de Karla Rugel despertó un gran interés mediático por el trasfondo humano del caso, pero es sólo uno de los muchos que se tratan en IMO.

A la experiencia de sus cirujanos oculoplásticos, cabe sumar el trabajo coordinado con otros subespecialistas del Instituto para lograr una recuperación visual completa. El Dr. Óscar Gris, oftalmólogo del Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva, fue el encargado de realizar un trasplante corneal a Karla para que pudiera recuperar visión. Posteriormente, la paciente también acudió al Departamento de Glaucoma y se puso en manos de la Dra. Elena Arrondo, quien le implantó una válvula de drenaje para el control de la presión intraocular, mientras que actualmente sigue visitándose con los diferentes especialistas de IMO para hacer seguimiento del caso y valorar su evolución.