Evisceración

Más de
50
cirugías anuales
Se practica en
3
supuestos: ojos ciegos, inestéticos o dolorosos
El
100%
de los pacientes precisa una prótesis

¿Qué es?

La evisceración es un procedimiento quirúrgico que consiste en extraer los contenidos internos del ojo conservando la esclera y los músculos del mismo.

¿En qué casos se realiza?

  • Ojos ciegos dolorosos
  • Ojos que pierden su volumen (ptisis)
  • Ojos muy grandes (buftamia)

Exámenes previos

  • Examen oftalmológico completo y examen de la zona palpebral y periocular
  • Examen de fondo de ojo
  • Se toman fotografías para valorar el estado del paciente antes y después del tratamiento

Durante la intervención

  • Este tratamiento se realiza en quirófano de forma ambulatoria.
  • Durante la operación, el cirujano extrae el globo ocular del paciente conservando la esclera y los músculos e introduce un implante del mismo tamaño en su lugar para evitar que la cavidad oftálmica se quede sin volumen.

Tras la intervención

  • El cirujano ocluye el ojo del paciente durante 24h, el paciente debe además, seguir un tratamiento antibiótico y antiinflamatorio.
  • Durante la primera semanas se debe aplicar hielo en la zona tratada.
  • También es importante realizar un reposo relativo los primeros días evitando coger peso y hacer ejercicio.
  • Aproximadamente un mes después de la cirugía, el cirujano valora la correcta cicatrización del ojo. En ese momento, un protésico puede adaptar una prótesis externa para que el ojo enucleado tenga un aspecto similar al ojo sano.