Carboxiterapia

Carboxiterapia
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
Solo
1
inyección en cada ojera
Principales beneficios:
2
aspecto saludable y descansado
Basta con
3
sesiones, una por semana
Carboxiterapia ojeras

¿Qué es la carboxiterapia?

La carboxiterapia consiste en inyectar dióxido de carbono medicinal (CO2) bajo la piel. Esta terapia es muy eficaz para el tratamiento de la ojera ya que logra:

  • mejorar la oxigenación y la circulación de la zona de la ojera
  • tersar la piel de esta zona
  • dotar al rostro de salud y descanso

Generalmente, se precisan 4 sesiones, en 4 semanas, para obtener unos resultados óptimos. No obstante, el número de sesiones puede variar, según el paciente y se realizan sesiones de mantenimiento según la necesidad del paciente.

¿Cómo funciona?

Al inyectar el dióxido de carbono, el tejido subcutáneo se relaja y los vasos sanguíneos se dilatan. Esto favorece que la sangre circule con más intensidad, por lo que, la zona tratada se oxigena más. Por ello, la piel de la zona de la ojera se vuelve más clara y firme.

Carboxiterapia ojeras

La carboxiterapia aclara y tersa la piel de la ojera 

¿En qué casos se realiza?

La carboxiterapia se puede realizar a la mayoría de personas que presentan la zona de la ojera oscurecida, en ocasiones, unida a una pérdida de volumen en la zona, que puede acentuarse con la edad.

Exámenes previos 

Antes de realizar el tratamiento, se realiza un completo examen, así como una evaluación personalizada del paciente:

  • se le informa sobre el tratamiento, sus ventajas y posibles riesgos asociados.
  • en ocasiones, puede ser necesario o aconsejable realizar otros tratamientos de la ojera complementariospara obtener los resultados que desee el paciente.
  • se realizan fotografías para comparar el estado del paciente antes y después del tratamiento.

Durante el tratamiento

La carboxiterapia es un tratamiento que se realiza en consulta. Es indoloro para la mayoría de pacientes, ya que se utiliza anestesia tópica local antes de su aplicación. 

Otra de las ventajas del tratamiento es que es mínimamente invasivo para el paciente: se realiza con un instrumento llamado “Carboxypen”, que tiene forma de “pistola” e inyecta el CO2, a través de pequeñas dosis en forma de micropunciones.

Al realizar las inyecciones, la piel de la ojera se infla y este efecto dura unos pocos segundos, hasta volver a su forma normal.

Cada sesión tiene una duración aproximada de 5-15 minutos.

Tras el tratamiento 

Al finalizar el tratamiento, el paciente, generalmente, puede retomar sus actividades diarias. En algunos casos, aparece una ligera irritación o edema, que desaparece el mismo día o durante los días posteriores al tratamiento.

Asimismo, no se requieren cuidados especiales, aunque es especialmente importante proteger la piel del sol y mantenerla correctamente hidratada.

El resultado puede apreciarse a partir de la semana de tratamiento. El efecto irá desapareciendo progresivamente debido a la tendencia natural del organismo a producir la ojera, aunque su duración dependerá de la genética de cada paciente y de sus cuidados para la piel.