Diplopía o visión doble

foto: Diplopia o visión doble

¿Qué es?

La diplopía o visión doble es una alteración de la visión que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Puede ser horizontal, vertical o diagonal, dependiendo del lugar en el que aparece la imagen duplicada (al lado, encima, debajo o en diagonal al objeto).

¿Por qué se produce?

Existen diversos tipos de estrabismo que pueden provocar visión doble:

  • La parálisis de los nervios oculomotores
  • Estrabismos que aparecen tras una cirugía ocular
  • Traumatismos orbitarios
  • Enfermedades de la tiroides
  • Algunos estrabismos infantiles que perduran hasta la edad adulta
  • Estrabismo del paciente miope
  • Enfermedades neurológicas (como la miastenia gravis)

Estrabismo sensorial (se produce cuando uno de los dos ojos tiene muy baja visión)

¿Cómo se diagnostica?

Con el fin de valorar el grado de desviación ocular y las características concretas de la patología para guiar el posterior tratamiento, el especialista en estrabismo realiza una exploración oftalmológica completa que puede requerir solicitar pruebas específicas.

Durante la visita, el oftalmólogo descarta la presencia de otras enfermedades oculares o defectos refractivos asociados al estrabismo.

En ocasiones, los pacientes con visión doble ladean la cabeza para tratar compensarla o para ver mejor, pudiendo llegar a presentar a la larga cervicalgias crónicas.

Generalmente, la diplopía se produce a causa de un estrabismo o trastorno de la motilidad ocular. En estos casos, la visión doble es binocular (desaparece cuando tapamos uno de los ojos del paciente) y puede ser:

  • Constante: el paciente ve doble todo el tiempo
  • Intermitente: se caracteriza por la visión doble de los objetos en momentos concretos

En ocasiones, la diplopía solo afecta a uno de los dos ojos (es monocular) y no desaparece tapándolo. Este tipo de visión doble suele estar relacionado con otras patologías que afectan a las estructuras del ojo, que impiden que los ojos fusionen las imágenes dando lugar a una visión doble

La visión doble comporta una gran dificultad para realizar actividades diarias, produciendo una incapacitación en el paciente. El oftalmólogo valora el tratamiento más adecuado según el grado de desviación y las características del estrabismo:

  • Si el estrabismo afecta a ambos ojos (binocular), se recomienda una cirugía específica. Esta operación tiene una tasa de éxito del 90%.
  • Si el estrabismo afecta a un ojo (monocular), se suele recomendar minimizar los síntomas utilizando prismas, parches o lentes especiales.

La cirugía consiste en manipular los músculos oculares para debilitarlos, reforzarlos o reposicionarlos, con el fin de colocar el ojo en la posición adecuada y evitar así la visión doble. Es una intervención que se realiza de forma ambulatoria mediante anestesia tópica con sedación o general, según las necesidades de cada paciente. La mejoría que se consigue es inmediata, aunque los resultados definitivos se aprecian pasado un mes.

Por otro lado, en algunos pacientes se recomienda el uso de prismas, como medida transitoria antes de la cirugía o como solución para aquellos que no desean operarse. Estos prismas funcionan cambiando la dirección de la imagen, y por tanto eliminado la diplopía. Si el paciente padece un grado leve de visión doble pueden colocarse sobre una gafa normal, mientras que en casos más graves se aconsejan los prismas press on o de Fresnel, que se adhieren a la gafa sobre la lente y son menos pesados que los prismas convencionales.