Diabetes

¿Cómo afecta la diabetes a la salud ocular?

En términos generales, más de la mitad de los pacientes diabéticos con 15 o más años de evolución de la enfermedad presenta algún grado de alteración vascular de la retina.

Casi todos los pacientes que llevan más de 30 años con la enfermedad muestran signos de Retinopatía diabética, una de las principales causas de pérdida severa de visión en edad laboral en los países desarrollados.

Los pacientes diabéticos tienen hasta 25 veces más posibilidades de pérdida total de la visión que las personas que no padecen la enfermedad.

Un buen control de la diabetes y revisiones oculares periódicas retrasan la aparición de la retinopatía y previenen sus formas más graves.

¿De qué depende el grado de afectación visual de la diabetes?

El daño visual que se deriva de la diabetes no tiene por qué llegar a ser grave, depende principalmente de tres factores:

  • El grado de severidad de la diabetes.
  • El tiempo transcurrido desde el inicio de la enfermedad.
  • El nivel de control de la misma por parte del paciente.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Control estricto de glucosa en sangre.
  • Control estricto de la presión arterial.
  • Control estricto del colesterol.
  • Evitar el tabaco.
  • Riguroso seguimiento oftalmológico.

¿Cuándo y con qué frecuencia hay que visitar al oftalmólogo?

  • Diabéticos de tipo 1: a los 3-5 años del diagnóstico de diabetes.
  • Diabéticos de tipo 2: desde el momento en que se diagnostica la diabetes.
  • Todos los pacientes diabéticos: revisión oftalmológica anual y revisiones de control en función de la pérdida de visión de cada paciente.
  • Mujeres embarazadas, personas con mal control metabólico y/o con pérdida de visión: son especialmente aconsejables las revisiones de control.

Tras el primer examen examen oftalmológico, todos los pacientes deben someterse a una revisión oftalmológica anual, en el caso de que no se observe ninguna lesión. El oftalmólogo propondrá revisiones de control en función de la pérdida de visión de cada paciente.

En cualquier caso, es deseable diagnosticar la retinopatía antes de que aparezcan síntomas porque, generalmente, cuando aparecen la lesión ya es severa. 

Patologías oculares relacionadas con la diabetes