La miopía alta, principal factor de riesgo del desprendimiento de retina

28 de enero de 2020

Los traumatismos, los antecedentes familiares y la cirugía previa de catarata, también aumentan la probabilidad de sufrir un desprendimiento de retina, patología que es importante operar a tiempo.

El desprendimiento de retina afecta a 1 de cada 10.000 pacientes al año y el colectivo con mayor riesgo de padecerlo son las personas con alta miopía (a partir de 6-8 dioptrías). Se trata de una condición especialmente frecuente en el sur de Europa y Asia y, como explica el Dr. Carlos Mateo, especialista de IMO, “conlleva que el globo ocular sea más grande y alargado de lo normal, lo que hace que existan unas tracciones sobre la retina que la hacen más vulnerable a sufrir roturas que pueden provocar un desprendimiento de retina”.

Según el oftalmólogo, otro factor de riesgo a tener en cuenta es la cirugía de catarata, una de cuyas complicaciones puede ser el desprendimiento de retina, incluso años después de haberse llevado a cabo con éxito la intervención. “La incidencia de esta complicación en pacientes operados de catarata es inferior al 1% (aumenta en casos complejos), pero, al tratarse de una cirugía muy común –con 400.000 intervenciones al año en España– no debe banalizarse”, destaca el Dr. Mateo.

El especialista también advierte de la importancia de prevenir traumatismos oculares en ámbitos como el deportivo –sobre todo, en deportes de pelota o de contacto–, “ya que son otro de los factores desencadenantes de un posible desprendimiento de retina y poca gente está concienciada del uso de gafas protectoras”.

Asimismo, el hecho de tener antecedentes familiares o de haber sufrido un desprendimiento de retina en el otro ojo también debe ser motivo para extremar las medidas preventivas y ser estrictos con las revisiones oculares de control.

¿Da síntomas un desprendimiento de retina?

Una de las características del desprendimiento de retina es que no causa dolor y, en muchos casos, al no ir acompañado de una pérdida de visión inicial, puede retrasarse la visita al oftalmólogo. “No deben pasarse por alto señales como la aparición o el aumento repentino de manchas flotantes o flashes en el campo visual, así como de una sombra que aumenta progresivamente de tamaño, ya que podrían ser síntomas de un desprendimiento de retina”.

El diagnóstico temprano y realizar una primera cirugía experta, con la técnica adecuada (en función del tiempo de evolución de la patología, el área de la retina afectada, el estado previo del ojo…), es clave para que la retina pueda reaplicarse o recuperar su posición y función normales con éxito. En este sentido, el Dr. Mateo apunta a que “con una buena indicación y ejecución quirúrgica podemos lograr una tasa de eficacia del 98%, contribuyendo a preservar la visión de los pacientes y minimizando las probabilidades de que la retina vuelva a desprenderse”.

Operar el desprendimiento de retina a tiempo y con la técnica adecuada permite que la retina pueda recuperar su posición normal en un 98% de los casos, preservando así la visión del paciente.

Posibilidad de cirugía combinada

En cuanto a las opciones que existen para tratar el desprendimiento de retina, el oftalmólogo de IMO destaca sobre todo dos técnicas: la vitrectomía, y la cirugía escleral, que puede combinarse con la primera o realizarse sola de forma aislada.

Mientras que en la vitrectomía se extrae el gel vítreo que rellena el globo ocular y se sustituye por gas o aceite de silicona (dependiendo del tipo de desprendimiento) para mantener la retina en su sitio, la cirugía escleral no requiere entrar en el interior del ojo. “Consiste en colocar una o varias piezas que rodean el globo ocular para disminuir las tracciones del vítreo a la retina y conseguir su reparación”, concluye el especialista.

IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Josep María Lladó, 3
08035 Barcelona
Tel: 934 000 700
E-mail: informacion@imo.es
Ver mapa en Google Maps

En coche

Coordenadas navegador GPS:
41º 24’ 38” N – 02º 07’ 29” E

Salida 7 de la Ronda de Dalt (lado montaña). La clínica cuenta con un aparcamiento de más de 200 plazas.

En bus

Autobús H2: Rotonda de Bellesguard, parada 1540

Autobús 196: Josep Maria Lladó-Bellesguard, parada 3191

Autobuses H2, 123, 196: Ronda de Dalt – Bellesguard, parada 0071

IMO Madrid

C/ Valle de Pinares Llanos, 3
28035 Madrid
Tel: 910 783 783
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

Metro Lacoma (línea 7)
Autobuses:

  • Líneas 49 y 64, parada “Senda del Infante”
  • Línea N21, parada “Metro Lacoma”

Horarios

Atención al paciente: de lunes a viernes, de 8 h a 20 h

IMO Andorra

Av. de les Nacions Unides, 17
AD700 Escaldes-Engordany, Andorra
Tel: (+37) 688 55 44
Ver mapa en Google Maps

IMO Manresa

C/ Carrasco i Formiguera, 33 (Baixos)
08242 – Manresa
Tel: 938 749 160
Ver mapa en Google Maps

Transporte público

FGC. Línea R5 y R50 dirección Manresa. Estación: Baixador de Manresa

Horarios

De Lunes a viernes de 9:00 a 13:00 i de 15:00 a 20:00 h

¿Cómo quieres
pedir cita?

Programa tu cita

Te llamamos

Te llamamos

Indícanos los siguientes datos para que podamos llamarte y ayudarte en todo lo que necesites.

    He leído y acepto la Política de privacidad