Ulls del món, diez años luchando contra la ceguera evitable

Este año se cumplen diez años del trabajo de la Fundación Ulls del món previniendo y combatiendo la ceguera evitable en los países más pobres del mundo

Un hito que ha sido posible gracias a la implicación de un buen número de instituciones, empresas privadas y personas, entre ellas el IMO y sus profesionales.

La historia de la Fundación se empieza a escribir en enero de 2001, a raíz de un viaje de Rafael Ribó y Borja Corcóstegui a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf para realizar un proyecto asistencial de ayuda humanitaria a la población desplazada. La precaria situación en que vive la población local y las deficiencias visuales que sufre les hacen darse cuenta de la necesidad de crear una entidad que ayude a mejorar estas condiciones.

Ulls del món se crea formalmente el 18 de julio de 2001 y el mes de noviembre de ese mismo año se organiza la primera comisión médico-quirúrgica para atender a las personas con problemas oculares, en el marco del programa Ojos del Sáhara. Un año más tarde, comienzan las actividades en la provincia de Inhambane (Ojos de Mozambique), mientras que el programa Ojos de Bolivia arranca en 2003, con la ciudad de El Alto como centro de operaciones.

Lo que había comenzado con actividades principalmente asistenciales en un único territorio se va convirtiendo, con el tiempo, en un completo trabajo de cooperación integrado por cuatro programas (Ojos de Malí inicia en 2008 en la región de Mopti y el distrito de Bamako), que tienen como base la excelencia y la equidad en la atención ocular.

Formación y prevención, prioridades de la Fundación

En este contexto, la capacitación de los recursos humanos locales y el control de las patologías oculares van adquiriendo cada vez un papel más destacado en las actuaciones de la Fundación hasta convertirse en el eje central, en la búsqueda de la máxima sostenibilidad en cada uno de los proyectos.
El capítulo de la formación se concreta con el desplazamiento de expertos oftalmólogos sobre el terreno en el marco de proyectos formativos, la organización de cursos de especialización a distancia a través de videoconferencia o el otorgamiento de becas de estudio para médicos generales, oftalmólogos y optometristas puedan completar su capacitación, entre otros métodos formativos. Actualmente, cada uno de los proyectos cuenta con profesionales locales con los conocimientos necesarios para el desarrollo de los servicios de oftalmología en cada territorio.

En cuanto a la prevención de patologías oculares básicas, Ulls del món organiza campañas de revisión ocular entre la población infantil, transmite conocimientos de salud ocular básica a través de charlas y realiza estudios sobre la incidencia de las patologías oculares. Estas actividades tienen como objetivo conseguir una correcta detección precoz de enfermedades, de forma que se pueda reducir al máximo la llamada ceguera evitable, la que se puede prevenir o curar y que significa el 80% de los casos a nivel mundial.