Urgencias oftalmológicas 24h: ¿en qué casos acudir?

Debido al impacto del Covid-19, en IMO centramos nuestra atención presencial en patologías oculares de carácter urgente, que es importante tratar a tiempo para salvaguardar la visión. 

urgencias IMO

Ante la situación excepcional que vivimos estos días, a causa del Coronavirus (Covid-19), en IMO hemos visto alterada nuestra actividad habitual. Se han pospuesto las citas programadas, pero permanece abierto el Servicio de Urgencias 24h, dando cobertura presencial a los casos que requieren atención inmediata. Además, también garantizamos el seguimiento de pacientes posoperados, así como con tratamientos crónicos, y continuamos atendiendo todas las consultas que puedan surgir a nuestros pacientes de forma telefónica.

Síntomas de alarma ante urgencias oculares

Para evitar futuras complicaciones o incluso, en algunos casos, salvar la visión, es muy importante detectar una urgencia a tiempo. Por ello hay que prestar atención a los síntomas y acudir al especialista para un diagnóstico y tratamiento precoz.

Con el fin de determinar el grado de urgencia, dos factores principales a tener en cuenta son los síntomas y su duración. Esto va marcar el plazo en el que debes consultar a tu oftalmólogo.

urgencias oculares según síntomas

¿Cuánto tiempo esperar?

Los especialistas de IMO aconsejan acudir inmediatamente al servicio de urgencias oftalmológicas si notas que pierdes visión, te duele el ojo o lo tienes rojo o inflamado. Asimismo, tampoco debes demorar la visita si has sufrido un traumatismo ocular o te ha entrado algún cuerpo extraño en el ojo.

En caso de ver doble o borroso, notar fotofobia (molestia excesiva ante la luz) o ver cuerpos flotantes o centelleos en tu campo visual, tienes un margen de 1 a 2 días para que un oftalmólogo pueda examinarte y valorar tu caso.

Por último, otros síntomas como molestias oculares, lagrimeo excesivo o exudación y rojez pueden esperar hasta 3 semanas, aunque no debes pasarlos por alto. Lo mismo ocurre si percibes que tu globo ocular está más hacia fuera de lo normal ("ojos saltones" o proptosis), si notas el párpado caído (ptosis palpebral) o si sospechas de un posible tumor en el párpado.