Deporte y glaucoma

Deporte y glaucoma
Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita

Deporte y glaucoma

Realizar deporte es beneficios por múltiples razones para el  estado de salud general de las personas, ya que:

  • mejora la circulación
  • mejora la funcionalidad cardiaca y respiratoria
  • aumenta la oxigenación de los tejidos

Por ello, se recomienda practicar deporte de forma regular, tanto a pacientes sanos como a pacientes con patologías como la hipertensión arterial, diabetes y alteraciones en los niveles de lípidos en la sangre, entre otras.

Deporte y bienestar ocular

La práctica deportiva regular es muy recomendable para la salud

Sin embargo, en pacientes que presentan glaucoma, existen ciertos puntos a tener en cuenta y que el oftalmólogo debe aclarar con ellos, como los siguientes:

Práctica deportiva regular 

Las presiones intraoculares de los pacientes que realizan deporte de forma regular tiende a ser menor en comparación con los que no tienen este hábito (aproximadamente, unos 4-6 mmHg), aunque existen datos variables al respecto.

Disminución de la presión intraocular 

Si bien el ejercicio regular y de tipo aeróbico (caminar, correr, ciclismo, etc.) tiende a disminuir la presión intraocular durante la actividad, lo hace de forma transitoria, recuperando los niveles basales, aproximadamente, 40 minutos después de haber finalizado la actividad.

Ejercicio aeróbico y presión ocular

El ejercicio aeróbico acostumbra a reducir la presión intraocular

Deportes de contacto 

Los deportes de contacto o de intensidad moderada-elevada (artes marciales, boxeo, carreras de larga duración, etc.) pueden provocar un aumento de la presión intraocular, en algunos pacientes, con determinados tipos de glaucoma, como los afectos de síndrome de dispersión pigmentaria o glaucoma pigmentario, por lo que no se recomienda realizarlos y consultar siempre con el oftalmólogo antes de su práctica.

Yoga y pilates 

Ciertas prácticas deportivas como el yoga o el pilates pueden provocar que la presión intraocular se eleve de forma transitoria, debido al aumento de la presión arterial o de la presión intratorácica (maniobras de Valsalva) durante ciertas posturas, que se pueden transmitir al globo ocular.

Yoga y salud ocular

Los pacientes con glaucoma o hipertensión ocular deben tener especial cuidado con algunas posturas de yoga

Sin embargo, no existe una clara relación entre la aparición y progresión del glaucoma realizando estas prácticas. Por ello, se recomienda realizarlas con cuidado y, en algunos casos, se desaconsejan ciertas posturas (que impliquen que la cabeza esté abajo), en pacientes con glaucomas moderados-avanzados o que progresen a pesar de un tratamiento tópico hipotensor.

Alpinismo y buceo 

Los cambios de presión barométrica o de altura pueden provocar una alteración en los niveles de presión intraocular.

Alpinismo y presión ocular

Los cambios de presión barométrica pueden alterar la presión intraocular

Tanto el alpinismo como el buceo pueden causar cambios transitorios de la presión intraocular y la oxigenación del nervio óptico. Sin embargo, no hay claros datos que confirmen que sea un factor determinante para la aparición y progresión del glaucoma.

Cuidados para la natación 

Los pacientes que practican natación pueden experimentar un aumento de la presión intraocular transitorio con el uso de gafas pequeñas que se apoyen sobre el globo ocular. Es especialmente importante tener en cuenta este dato, en pacientes con glaucomas moderados-avanzados. Por ello, se recomienda el uso de gafas más grandes que puedan apoyarse sobre el reborde orbitario.

Gafas natación para glaucoma

Para la natación, se recomienda el uso de gafas grandes, apoyadas sobre los bordes orbitarios