Rafael Ribó: “En diez años hemos mejorado la visión de 70.000 personas y hemos formado a un centenar de profesionales locales en oftalmología"

La Fundación Ulls del món celebra su décimo aniversario como entidad sin ánimo de lucro que trabaja para prevenir y combatir la ceguera evitable entre las poblaciones más pobres del mundo.

Una década en la que ha hecho posible que miles de personas con deficiencias visuales y sin recursos económicos vuelvan a ver, recuperando de esta manera la autonomía y dando un paso adelante para salir de la situación de pobreza en la que se encuentran. Desde su creación en julio de 2001, la Fundación ha organizado más de 220 expediciones integradas por profesionales sanitarios, que han realizado unas 70.000 visitas oculares y 7.700 intervenciones quirúrgicas. Otras cifras conseguidas por Ulls del món en los cuatro territorios donde desarrolla proyectos de cooperación son: 70 comisiones formativas desplazadas, 25 becas de formación otorgadas, un centenar de profesionales locales capacitados, 15 cursos por videoconferencia celebrados, 200 charlas de prevención y atención ocular básica llevadas a cabo, 20.000 refracciones a niños y niñas, y la creación de unidades oftalmológicas completas y puesta en marcha de talleres de óptica en los distintos territorios.

Contexto de ceguera mundial

En el mundo, hay actualmente 284 millones de personas que experimentan deficiencias visuales graves: 39 millones son ciegas y 245 millones tienen visión reducida. Estas cifras se han reducido sustancialmente en la última década, gracias a la puesta en marcha en el año 2001 del programa Visió 2020: El Dret a Veure-hi, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) i la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB), de la cual Ulls del món forma parte del Consejo Asesor. El 90% de las personas ciegas viven en los países más necesitados, mientras que el 80% de la ceguera es curable o se puede prevenir mediante técnicas relativamente sencillas a las que los países pobres no pueden acceder. Los defectos refractivos son la principal causa de discapacidad visual, con casi la mitad de casos, aunque las cataratas lo son en los lugares con menos recursos económicos. El 65% de las personas con discapacidad visual tienen más de 50 años. Descarga aquí el programa completo de los 10 años de trabajo de Ulls del Món.

Возможно, вас заинтересует