La derivación desde atención primaria, clave para la detección precoz de problemas visuales en los niños

Es fundamental actuar desde los primeros años de vida para evitar que alteraciones oculares puedan convertirse en crónicas.

Una treintena de profesionales de enfermería pediátrica de centros de atención primaria asistirán a una nueva edición del Curso de exploración oftalmológica en los niños, impartida en octubre en (IMO) con el objetivo de involucrar a este colectivo en la cadena de prevención de la salud ocular infantil.

Como explica la Dra. Ana Wert, especialista del Departamento de Oftalmología Pediátrica de IMO y directora del curso, “esta iniciativa, que la Fundación IMO lleva promoviendo desde 2010, surge de la demanda trasladada por el personal sanitario de atención primaria por actualizar y mejorar su formación, ya que al ser el primer punto de contacto con el paciente se encuentra en condiciones ideales para realizar programas preventivos”.

¿Cuáles son los síntomas de alerta? ¿Cuándo derivar al oftalmólogo?

En este sentido, que los profesionales de enfermería pediátrica dispongan de un adecuado conocimiento de las enfermedades oculares más frecuentes en los niños y de los protocolos de detección, es básico para evitar que muchos casos pasen desapercibidos y, con ello, reducir el elevado porcentaje de problemas visuales no diagnosticados en la infancia (del 22% según datos de la Fundación IMO).

Se trata de ofrecer herramientas para que el personal de enfermería “derive al oftalmólogo con criterio y con el grado de urgencia oportuno para poder iniciar un tratamiento precoz y, por tanto, más efectivo”, afirma la Dra. Wert. Como detalla la especialista, “si detectamos un ojo vago a los 3 años, prácticamente estamos garantizando su curación pero, a medida que aumenta la edad del niño, disminuyen las posibilidades de evolución favorable. Toda la visión que no se gane durante la infancia, no se podrá recuperar en la etapa adulta".

Seguir de cerca el desarrollo de la visión infantil

Incidir en la necesidad de actuar y estar especialmente atentos en el periodo sensible de desarrollo visual, que finaliza hacia los 7-8 años, es uno de los retos prioritarios del curso impulsado por la Fundación IMO. Según destaca Ana Wert, “es fundamental inculcar la idea que los niños no nacen viendo sino que aprenden a ver. El hecho de que un paciente de 3 años tenga una agudeza visual del 60% no tiene por qué ser patológico como ocurre siempre en el caso de un adulto.

Lo importante es seguir de cerca su progresión: a los 6 años debemos esperar que vea ya un 80% y, a los 8 años, un 100%”. Además de realizar este seguimiento de la agudeza visual, una exploración completa de la visión del niño también debe incluir la valoración de otros aspectos como el alineamiento y la motilidad ocular mediante el Cover Test o la transparencia de las estructuras oculares con el test de reflejos rojos. “El conjunto de estas pruebas, al abasto del personal de enfermería pediátrica, nos dará una sospecha diagnóstica que deberá ser confirmada con una revisión exhaustiva del fondo del ojo y un diagnóstico definitivo del oftalmólogo”.

Buena acogida e interés creciente entre los CAPs

Todos los pasos y protocolos para llevar a cabo un cribado ágil y efectivo desde atención primaria, serán explicados y puestos en práctica en el curso, además de recogerse en el libro La exploración oftalmológica en el niño, que se entrega a los asistentes. En esta edición, la guía editada por la Fundación IMO ha sido actualizada para dar respuesta a las dudas más frecuentes entre los participantes de anteriores sesiones, quienes han contribuido a la difusión de esta formación entre el personal sanitario de los distintos CAPs. “Mientras que antes llegábamos fundamentalmente a profesionales del área metropolitana de Barcelona, ahora recibimos cada vez más solicitudes de centros de las otras provincias del territorio catalán”.

La formación a profesionales de enfermería pediátrica, recogida en la guía editada por la Fundación IMO, ofrece herramientas para realizar diagnósticos diferenciales de manera sencilla y eficaz.

La formación a profesionales de enfermería pediátrica, recogida en la guía editada por la Fundación IMO, ofrece herramientas para realizar diagnósticos diferenciales de manera sencilla y eficaz.

Возможно, вас заинтересует