Se diagnostica DMAE en un 10% de los pacientes visitados durante la campaña de prevención

Nueve de las 92 personas visitadas entre el 16 y el 20 de mayo en la Unidad de Diagnóstico Precoz de la DMAE del Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona (IMO) fueron diagnosticadas de la enfermedad, lo que supone casi un 10% del total de explorados

Las pruebas de cribado, que incluyeron prueba de agudeza visual, toma de presión ocular y examen del fondo del ojo, permitieron detectar estos casos ocultos de DMAE. Entre estos casos, había ocho de la forma seca, la más habitual, en la que se va atrofiando la mácula (zona central de la retina), y un caso de DMAE húmeda, la forma más destructiva, en la que se produce un crecimiento anómalo de vasos debajo de la mácula que afecta bruscamente a la visión.

Estos resultados se desprenden de un control gratuito llevado a cabo la semana pasada en el IMO, con motivo de la Campaña de Información y Prevención de la DMAE.

"La DMAE seca es la más frecuente pero no tiene grandes tratamientos más que intentar evitar los factores de riesgo (hipertensión arterial, tabaquismo, colesterol) y adoptar hábitos saludables

La enfermedad está ligada al envejecimiento. Afecta a los mayores de 50 años y, especialmente, a las personas de más de 65. En España, más del 10% de la población mayor de 65 años está afectada por la enfermedad, de la que cada año se registran cerca de 30.000 nuevos casos. Debido el aumento de la esperanza de vida, se prevé que hacia el 2020 hasta 7,5 millones de personas mayores de 65 sufran DMAE en el mundo.

Pese a que esta enfermedad acaba siendo muy invalidante, es frecuente que el paciente no note síntomas en las primeras fases. De ahí, la importancia de someterse a revisiones oftalmológicas anuales a partir de los 65 años o a partir de los 50, si existen otros factores de riesgo (antecedentes familiares o hipertensión). Además de las revisiones oculares, también hay pruebas sencillas que uno mismo puede hacer en casa, como mirar las líneas de los azulejos del suelo, las barandillas, etc. Si estas líneas se ven torcidas, o se percibe un punto negro en el centro de la visión es importante visitar al oftalmólogo para un diagnóstico. Otros síntomas de DMAE, que ya conocemos, son la visión borrosa y pérdida de agudeza visual.

Возможно, вас заинтересует