¿Qué es la orbitopatía tiroidea? ¿Y los tumores orbitarios?

La cirugía plástica ocular y orbitaria que se realiza en el IMO, garantiza el mejor tratamiento de patologías tanto estéticas como funcionales

Orbitopatía tiroidea

La orbitopatía tiroidea antes de la cirugía
Y después de la cirugía

La patología más extendida en la órbita es la orbitopatía tiroidea, una enfermedad inflamatoria relacionada con el tiroides. Supone cerca del 70% de las patologías orbitarias. En los casos leves, la inflamación provoca retracción del párpado superior dejando al descubierto una parte importante del globo ocular.

En la orbitopatía moderada, se produce un engrosamiento de los músculos extraoculares, que puede provocar estrabismo (desviación de un ojo), diplopía (visión doble) y exoftalmos (ojos saltones). La enfermedad puede llegar a ser muy grave para la visión si comprime el nervio óptico, causando ceguera. En estos casos, la cirugía de órbita se encarga de problemas oculares, estéticos y funcionales de la enfermedad, y recupera la visión si se actúa a tiempo.

Tumores orbitarios

El IMO es también centro de referencia en España en el tratamiento de tumores orbitarios. La mayoría son angiomas benignos y evolucionan lentamente durante años, aunque los especialistas del Instituto advierten de la importancia de un diagnóstico y un tratamiento precoces, ya que el tiempo puede ser crucial para salvar el ojo en casos graves. Algunos signos de alarma son proptosis o exoftalmos (desplazamiento anterior del globo ocular), dolor, alteraciones en la movilidad ocular, desplazamiento del globo ocular o pérdida de visión.

Los tumores malignos pueden aparecer de forma repentina y experimentar un crecimiento híper agudo; son una urgencia que, en ocasiones, requiere aplicar el tratamiento en cuestión de horas. Éste consiste en cirugía de mínima incisión para extraer el tumor, que a veces puede requerir la ayuda de quimioterapia o radioterapia.

En las vías lagrimales, el principal avance es la DCR (dacriocistorrinostomía) endoscópica endonasal. Se trata de un procedimiento quirúrgico pionero en España, que abre una nueva vía de la lágrima hacia la fosa nasal cuando el conducto natural se ha obstruido. El IMO apuesta por esta cirugía sin cortes desde hace 10 años porque es poco traumática, reduce el postoperatorio y ofrece resultados excelentes.

Возможно, вас заинтересует