Tratamiento de las malposiciones palpebrales

Los cirujanos plásticos oculares son los más indicados para tratar las malposiciones palpebrales, como retracción palpebral, entropión o ectropión.

Malposiciones de los párpados

Los cirujanos plásticos oculares son los más indicados para tratar las malposiciones palpebrales, como retracción palpebral, entropión (el párpado se mete hacia adentro provocando el roce de las pestañas en la córnea) o ectropión (el párpado se dobla hacia fuera). Los tumores o carcinomas alrededor del párpado son también muy frecuentes, aunque poco reconocidos por la población.

La cirugía estética de párpados más habitual es la blefaroplastia, una operación para corregir las bolsas y el exceso de piel de los párpados (inferiores y superiores). En la Unidad de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria del IMO, se realizan blefaroplastias inferiores asistidas con láser, que evitan cortes visibles en la piel, dejan menos hematoma, reducen la inflamación y permiten una recuperación más rápida. Además, el hecho de que sea un oftalmólogo especialista en cirugía plástica ocular quien lleve a cabo la operación, minimiza el riesgo de problemas postoperatorios, como la retracción del párpado inferior. Esta complicación tan común, que afecta a cerca del 20% de los casos, hace que el párpado inferior quede muy bajo. Así, ofrece la antiestética imagen de un ojo muy abierto y provoca además ojo seco en los pacientes.

Después de la blefaroplastia

Así pues, aunque la mejor forma de prevenir esta secuela es ponerse en manos de un experto en cirugía plástica ocular y orbitaria para corregir las bolsas de debajo de los ojos, cuando esto no es así, el IMO ofrece una cirugía pionera para solucionar la retracción del párpado tras cirugía de blefaroplastia. Se trata del lifting mediofacial transconjuntival, una técnica sin incisiones visibles que logra devolver a los ojos su aspecto normal y solucionar los síntomas del ojo seco. Esta técnica se utiliza en pacientes tiroideos, con retracciones traumáticas, con parálisis facial e incluso para levantar los pómulos.

También pueden aparecer secuelas en la blefaroplastia de párpado superior, como parálisis o retracción del mismo párpado. El IMO dispone de cirugía específica para reconstruir anatómica y funcionalmente el párpado superior.

El Instituto de Microcirugía Ocular también es un centro de referencia en la cirugía para corregir la ptosis palpebral o caída de párpado por una disfunción del músculo elevador, por causas degenerativas o congénitas. La Unidad de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria del IMO realiza hasta ocho técnicas que permiten obtener el mejor resultado en cada caso, evitando incisiones visibles. Las técnicas para levantar los párpados también pueden ser útiles para tratar el blefarospasmo (contracción involuntaria de los párpados).