Sondajes lagrimales

Indicada en bebés de
1
año de edad
Más del
95%
de tasa de éxito
Las
2
claves en IMO: rápida y sencilla

¿Qué es?

Los sondajes lagrimales son un procedimiento quirúrgico, habitualmente indicado en niños (entre 9 meses y un año) para tratar la obstrucción congénita de la vía lagrimal.

¿En qué casos se realiza?

  • Obstrucción congénita vía lagrimal

Exámenes previos

  • Examen oftalmológico completo y examen de la zona palpebral y periocular
  • Se valora el menisco lagrimal, es decir, la cantidad de lágrima que queda acumulada en el borde palpebral del párpado inferior. De esta manera, el especialista puede valorar si existe una obstrucción de la vía lagrimal.
  • Se valora también, la expresión del saco lagrimal para verificar la retención de la lágrima. Si esta se acumula en el saco lagrimal, favorece la aparición de infecciones.

Durante la intervención

Este procedimiento quirúrgico se realiza de forma ambulatoria y normalmente, al tratarse de niños, se efectúa bajo anestesia general. La cirugía consiste en conducir una guía metálica a través de la vía lagrimal. Esta permite abrir las membranas que la obstruyen para permitir que la lágrima drene correctamente.

Tras la cirugía

  • Los resultados son prácticamente inmediatos aunque los resultados definitivos se aprecian al cabo de algunas semanas.
  • Tras la cirugía, se ocluye el ojo del paciente durante 24h, momento en el cual, el cirujano realiza un visita postoperatoria al paciente.
  • El paciente deberá seguir un tratamiento con pomada y colirios antibióticos, así como con colirios antiinflamatorios.