¿Por qué lloran los ojos cuando tenemos fatiga visual?

Debido al estilo de vida actual, pasamos la mayor parte del tiempo utilizando la visión cercana para leer, trabajar con el ordenador, mirar el móvil… diferentes situaciones en las que se nos “olvida” parpadear (lo hacemos, aproximadamente, la mitad de veces que en visión lejana). Como consecuencia de la disminución del parpadeo, la lágrima no se distribuye correctamente por toda la superficie ocular y el ojo se seca, activando la producción de pequeñas cantidades de lágrima para compensar el problema. Dado que esta respuesta lagrimal no permanece suficiente tiempo en el ojo como para corregir el problema de la sequedad, sigue produciéndose lágrima, que termina por rebosar y provocar que el ojo llore.