¿Qué hacer tras una inyección?(medicina estética)

Inyecciones de toxina botulínica y sustancias de relleno
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS

Toxina botulínica y sustancias de relleno

Las inyecciones de toxina botulínica y de sustancias de relleno, como el ácido hialurónico son algunos de los tratamientos de medicina estética más demandados, que pueden realizarse por separado o combinados para unos mejores resultados.

Probablemente, la popularización de estos tratamientos se debe a su enorme eficacia, ya que consiguen tratar defectos faciales, así como los signos de la edad. Otro de los motivos de que sean tendencia es que el paciente que se realiza estas terapiaspuede reincorporarse a sus actividades diarias de inmediato, sin precisar un periodo de recuperación concreto. Además, en el caso de las sustancias de relleno, los primeros resultados son visibles al finalizar el tratamiento.

No obstante, las inyecciones de estas sustancias no deben banalizarse, ya que, como cualquier otro tratamiento médico, deben ser realizadas por especialistas con amplia experiencia en estas terapias mínimamente invasivas.

En IMO Grupo Miranza somos expertos en medicina estética ocular y facial. A continuación, te explicamos qué debes tener en cuenta tras las inyecciones de toxina botulínica y/o sustancias de relleno.

Qué debo hacer tras una inyección

Tras las inyecciones de toxina botulínica

Actualmente, las inyecciones de toxina botulínica logran dotar al rostro de un aspecto rejuvenecido, eliminando las arrugas y las líneas de expresión, con gran eficacia y naturalidad. 

Tras el tratamiento, no suelen haber marcas muy visibles, sin embargo sí es posible que aparezcan pequeñas rojeces o algún pequeño morado en la zona de la inyección, que desaparecen a los pocos días. 

Después de las inyecciones con toxina botulínica

Tras el tratamiento con toxina botulínica no suelen haber marcas visibles

Nuestros expertos recomiendan que los pacientes sigan estas indicaciones:

  • No se debe tocar la zona de la inyección durante las 4 primeras horas tras el tratamiento (no utilizar gafas, ni cascos, ni tocarse la cara, por ejemplo) así como evitar tumbarse.
  • Asimismo, durante las primeras 24 h el paciente no debe:
    • Hacer ejercicio
    • Realizar actividades que impliquen una exposición a fuentes de calor, como tomar el sol, rayos UVA o utilizar baños de sauna, turcos o piscinas.

Es importante tener en cuenta que, tras la aplicación de toxina botulínica, los resultados no son visibles de inmediato y tardan entre 3 y 4 días en ser visibles, y 2 en establecerse por completo.

Tras las inyecciones con sustancias de relleno

La sustancia de relleno más popular es el ácido hialurónico, aunque existen de otros tipos, como la hidroxiapatita cálcica o el acido poliláctico. Estas sustancias son biocompatibles, tienen un efecto voluminizador y, además estimulan la producción natural de colágeno. 

A diferencia del tratamiento con toxina botulínica, los resultados de las sustancias de relleno se aprecian inmediatamente.

Sustancias de relleno

Los primeros resultados del tratamiento con sustancias de relleno pueden apreciarse al finalizar el tratamiento

Asimismo, las personas que se acaban de realizar los tratamientos pueden retomar inmediatamente sus actividades cotidianas, sin necesidad de realizar reposo. En algunos casos, puede aparecer cierta rojez en la zona en la que se ha aplicado el tratamiento o pequeños hematomas, que desaparecen a las pocas horas.

Por lo que se refiere a las indicaciones postratamiento con sustancias de relleno, las indicaciones de los expertos de IMO Grupo Miranza son las siguientes:

  • No realizar masajes en la zona de aplicación, durante las primeras 72 h, excepto en el caso del acido poliláctico
  • No exponerse a fuentes de calor: rayos UVA, sol o tomar baños calientes, ni saunas o turcos, durante las primeras 48 h
  • No hacer esfuerzos, ejercicio intenso ni bañarse en piscina, durante las primeras 24 h

El efecto de las sustancias de relleno tiene una duración de entre 6 y 18 meses, según el paciente, el tipo de sustancia inyectada y la zona de aplicación.