Resolvemos tus dudas sobre miopía y desprendimiento de retina

Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
Miopía y desprendimiento de retina

La miopía se caracteriza por una mala visión de los objetos lejanos y, actualmente afecta al 25% de la población, aunque esta cifra varía según la zona geográfica y va en aumento.

Pese a que se puede corregir con gafas, lentes de contacto o con una cirugía para prescindir de estas ayudas, las personas con miopía, aún operadas, presentan más riesgo de padecer enfermedades oculares, algunas de ellas graves, como el desprendimiento de retina.

A continuación, resolvemos tus dudas sobre miopía y desprendimiento de retina. ¡No te las pierdas!

  1. ¿Si tengo miopía, puedo desarrollar un desprendimiento de retina?

Se estima que más del 65% de los casos de desprendimientos de retina se dan en personas con miopía.

Generalmente, esto se debe a que el ojo miope es más alargado de lo habitual y, en algunos casos, presenta deformidades en su estructura, lo que aumenta el riesgo de que se formen agujeros o desgarros que dan lugar a un desprendimiento de retina.

Un dato importante es que la incidencia de esta enfermedad aumenta con el número de dioptrías, por ejemplo, las personas con más de 3 dioptrías tienen 10 veces más riesgo de padecer un desprendimiento de la retina.

Y los altos miopes (más de 8 dioptrías) presentan un riesgo todavía mayor, que se multiplica hasta el 60% en personas con más de 10 dioptrías.

Esto ocurre porque el ojo suele estar aún más alargado respecto a un miope con menos dioptrías y las estructuras de su interior se estiran y debilitan, dando lugar a complicaciones oculares que pueden ser muy graves.

Alteraciones del ojo miope

El ojo miope es más alargado de lo habitual y esto puede dar lugar a alteraciones oculares

  1. Soy miope, ¿cómo puedo prevenir un desprendimiento de retina?

Poco podemos hacer, ya que la miopía está ligada a las características anatómicas del ojo. Dicho esto, hay que tener en cuenta, también, que los ojos de los altos miopes pueden seguir creciendo más allá de los 50 años, aproximadamente, y esto puede, a su vez, provocar cambios en las estructuras internas del ojo.

Por ello, las personas con miopía, con más de 5-6 dioptrías, deben acudir a revisiones periódicas con el oftalmólogo para detectar a tiempo cualquier síntoma visual, ya que algunos de ellos pueden pasar desapercibidos porque no causan dolor o una pérdida importante de visión al principio.   

En el caso del desprendimiento de retina, los síntomas más comunes son:

  • la aparición brusca de cuerpos o moscas flotantes” (especialmente si su número aumenta) 
  • centelleos o flashes (con los ojos abiertos o cerrados y cuando los movemos)
  • ver una “cortina” o “sombra” negra que cae en el campo visual.

Ante estos síntomas es muy importante solicitar visita con un oftalmólogo experto en retina.

El Dr. José García Arumí, experto en retina de IMO Grupo Miranza explica la relación entre miopía y desprendimiento de retina

  1. ¿Si me realizo una cirugía refractiva, para dejar de depender de las gafas, tendré menos riesgo de desprendimiento de retina?

La cirugía refractiva es una solución muy demandada por las personas con miopía, porque permite tener una mayor comodidad visual. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque ya no usen gafas o lentillas, el ojo sigue siendo miope desde un punto de vista anatómico.

Por eso, desde IMO Grupo Miranza, insistimos en que este grupo de pacientes siga revisiones periódicas con el oftalmólogo, a pesar de que ya no necesiten gafas o lentillas.

  1. Cuando ya existe desprendimiento de retina, ¿cómo se puede tratar?

Lo ideal es poder detectar precozmente algunas de las alteraciones iniciales que pueden dar lugar a un desprendimiento de retina, como los desgarros o los agujeros en esta zona del ojo, porque así podemos tratarlas a tiempo, evitando daños mayores.

Cuando se produce el desprendimiento de retina, su tratamiento es siempre quirúrgico. Los cirujanos especializados en retina conocen muchos tipos de técnicas, que les permiten dar soluciones personalizadas a los pacientes con esta enfermedad.

Por ejemplo, en IMO Grupo Miranza, en muchos casos, se realiza la cirugía desde el exterior del ojo (cirugía escleral), de forma menos invasiva y con muy buenos resultados visuales. Por otro lado, también llevamos a cabo la cirugía típica del desprendimiento de retina, la vitrectomía, una intervención que los expertos de IMO Grupo Miranza llevamos más de 30 años practicando con muy buenos resultados.

Afortunadamente, esto ha permitido que muchos pacientes con enfermedades de la retina que antiguamente perdían irremediablemente la vista, la hayan podido recuperar o mantener.