Pterigion: ¿qué es y cómo se trata el "ojo del surfista"?

Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
ojo surfista pterigion

La exposición continuada al sol hace que durante el verano los ojos sufran más que el resto de año. De hecho, la radiación de los rayos ultravioleta puede producir lesiones y alteraciones en la vista, como el "ojo del surfista".  

¿Sabes qué es? Así se conoce popularmente el pterigion, una lesión frecuente de la superficie del ojo.

El Dr. Óscar Gris, experto en enfermedades corneales de IMO Grupo Miranza, nos descubre 4 claves.

1. ¿Qué es el "ojo del surfista" o pterigion? 

El pterigion es una anomalía ocular que implica un crecimiento anormal de tejido de la conjuntiva sobre la córnea.  

Se conoce como "ojo del surfista" o "palmera" porque es habitual en personas que practican deportes o actividades en la playa, como el surf, donde predominan dos de sus factores de riesgo:

  • La sobreexposición solar (el principal). 
  • El viento.

Proteger los ojos del sol es la principal medida preventiva frente al pterigion.

Dr. Óscar Gris 

dr.óscar gris

2. ¿Cómo podemos notar que lo tenemos? 

El pterigion suele ser un bulto o pertuberancia de color blanquecino y con aspecto triangular. Inicialmente, puede ser asintomática, pero a medida que crece puede generar molestias en la superficie del ojo como:

  • Inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Escozor o picor. 

Aunque se trata de una lesión benigna, su crecimiento progresivo puede hacer que aumente lo suficiente de tamaño como para llegar a interferir en la visión.

Dr. Óscar Gris 

En ocasiones, el pterigion puede tener su origen en una pinguécula, otra lesión, en forma redondeada u ovalada de color amarillento, de la conjuntiva. Aunque la pinguécula no invade la córnea ni interfiere en la visión, puede crecer, dando lugar, a la larga, a un pterigion.

pterigion lesión
El pterigion es una lesión que habitualmente se produce en la zona nasal o interna del ojo.

3. ¿Se puede prevenir el pterigion? 

En primer lugar, hay que decir que existe una predisposición genética a tener la lesión. En consulta, vemos a menudo a casos dentro de una misma familia.

Asimismo, hay otros factores que aumentan el riesgo de que crezca o aumente el pterigion:

  • Factores ambientales (exposición a los rayos ultravioleta o el aire).
  • Problemas de sequedad ocular.  

4. ¿Y cuándo se trata? 

El pterigion no siempre necesita tratamiento. En los casos en que la lesión está estable, no crece ni produce molestias, simplemente lo controlamos. 

Lo tratamos, habitualmente, en estos casos:

  • La lesión invade la córnea o se acerca a la pupila. 
  • Produce molestias (inflamación, enrojecimiento, escozor o picor). 
  • Por motivos estéticos. 

Aunque el uso de colirios lubricantes (lágrimas artificiales) puede ayudar a aliviar las molestias, solo podemos eliminar la lesión con cirugía. 

Dr. Óscar Gris

¿Quieres saber más? El Dr. Óscar Gris explica en este vídeo algunas claves sobre el tratamiento del pterigion.