Las cejas, el marco de los ojos

El lifting con ultrasonidos Ultherapy es una de las opciones menos invasivas para corregir la caída de las cejas, que requiere un asesoramiento estético experto en consulta y en quirófano.

cejas

¿Mirada de aspecto cansado, triste o envejecido? La caída o ptosis de ceja es una de las posibles causas de este problema, aunque muchos de los pacientes que consultan por él no son conscientes de tener las cejas más bajas de su posición natural. “Pueden incluso considerar hacerse una blefaroplastia –cirugía estética más común, indicada para las “bolsas” y el exceso de piel de los párpados–, que podría empeorar todavía más la ptosis de ceja preexistente”, explica la Dra. Luz María Vásquez, oftalmóloga del Departamento de Estética y Rejuvenecimiento Oculofacial de IMO. Por ello, según añade, “realizar un buen examen y valoración de estos casos es crucial”.

Entre las posibles soluciones, cada vez son más frecuentes los tratamientos no quirúrgicos como Ultherapy, que eleva las cejas estimulando la producción de colágeno y produciendo un efecto lifting mediante ultrasonidos. “Es muy cómodo porque se realiza en consulta, en cualquier época del año, y se puede hacer vida normal de inmediato. Sus efectos van notándose de forma progresiva, sobre todo a partir del segundo o tercer mes de la sesión, y pueden prolongarse más de un año si se cuida la salud de la piel”.

Antes y después del lifting no quirúrgico Ultherapy

Antes y después del lifting no quirúrgico Ultherapy para lograr una elevación natural y efectiva de las cejas.

Según la Dra. Vásquez, “otras opciones para elevar la ceja que no implican pasar por quirófano son los inyectables de toxina botulínica y de sustancias de relleno como el ácido hilaurónico”,  también prácticamente indoloros y con una rápida recuperación.

Elevar las cejas sin incisiones visibles

Por otro lado, cuando la caída de la ceja es más notoria, puede requerirse realizar una cirugía, “con la que se logra levantar la ceja hasta 1 cm, respecto a los 2 mm que permiten, generalmente, los tratamientos no quirúrgicos”. Esta intervención puede llevarse a cabo mediante diferentes técnicas, como el lifting directo, el lifting endoscópico (a través de pequeñas micoincisiones que no se aprecian porque las cubre el cuero cabelludo) o transblefaroplastia (también sin incisiones visibles, que quedan disimuladas en el pliegue del párpado).

Por tanto, hay varias soluciones para la ptosis de ceja, que suele aparecer a partir de los 40-45 años debido a la pérdida de tono y firmeza de la piel, aunque también puede ser de nacimiento o deberse a otras causas como una parálisis facial. Además, “es importante tener en cuenta que no siempre es un problema meramente estético, ya que, si se acompaña de la caída del párpado, llega a afectar la parte superior del campo visual de algunos pacientes”.