DMAE: impulsamos proyectos de investigación con terapias génicas y visión artificial

Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita
DMAE proyectos de investigación

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad crónica, que requiere un diagnóstico precoz y, en muchos casos, un tratamiento periódico para frenar su evolución.

Este aspecto es especialmente clave en tiempos de pandemia, ya que según un estudio reciente de Grupo Miranza, el 75 % de los españoles no ha acudido al oftalmólogo en los últimos meses. Una de las principales consecuencias es que este hecho ha impedido que los pacientes con enfermedades oculares crónicas, como la DMAE  hayan podido realizar el seguimiento oftalmológico oportuno y poner freno a esta patología, cuya evolución es rápida, provocando una limitación visual muy severa, en muchos casos.

Actualmente, la DMAE:

  • es  la primera causa de pérdida de visión en mayores de 65 años

  • afecta a alrededor de 700.000 personas en España.

Principales factores de riesgo: la edad y los antecedentes familiares

Uno de los aspectos clave de la DMAE es que se debe a múltiples factores: el principal de ellos es la edad. “Esto significa que muy pocas personas se ven afectadas antes de los 50-60 años”, explica el Dr. Rafael Navarro, oftalmólogo experto en esta patología degenerativa de la retina, de IMO Grupo Miranza y Director de I+D del grupo.

Edad, principal factor de riesgo de DMAE

La edad es el principal factor de riesgo de DMAE

Asimismo, “sabemos que hay una cierta predisposición genética: de 3 a 6 veces superior si se tiene un familiar de primer grado afectado”, añade el oftalmólogo.

Principales signos de la DMAE

Por lo que se refiere a la visión con DMAE, generalmente, se asocia a una mancha en el centro, que va creciendo, hasta provocar una limitación visual importante, conforme la enfermedad avanza. Este síntoma se produce porque la patología afecta a la zona central de la retina, la mácula. Sin embargo, tal y como apunta el Dr. Navarro: “Es importante tener en cuenta que este trastorno visual es característico de las personas que padecen una DMAE severa”.

Otros signos que podrían indicar el inicio de una DMAE son:

  • pérdida de visión
  • percibir las líneas torcidas o distorsionadas (síntoma característico de ciertos tipos de DMAE)
  • disminución de sensibilidad al contraste y dificultad de adaptación a los cambios de luz, por ejemplo, cuando se pasa de espacios exteriores a interiores.

Dr. Rafael Navarro, experto en DMAE

El Dr. Rafael Navarro es experto en DMAE, de IMO Grupo Miranza

Es esencial diagnosticar la DMAE a tiempo, ya que los tratamientos son más eficaces en los casos menos avanzados. Por eso, las revisiones oftalmológicas periódicas son claves.

Dr. Rafael Navarro

Tratamientos actuales para la DMAE

Existen dos tipos de DMAE:

  • la forma húmeda, que se trata desde hace años con inyecciones periódicas de unos fármacos, llamados antiangiogénicos. Estos se aplican en el interior del ojo del paciente afectado, permiten frenar la enfermedad y, en muchos casos, que el paciente mantenga e, incluso, recupere visión.
  • Lamentablemente, la forma seca de DMAE, no tiene tratamiento. Sin embargo, evoluciona más lentamente que la DMAE húmeda y la única terapia que los oftalmólogos pueden prescribir es la toma de ciertos suplementos antioxidantes que protegen la mácula.

DMAE seca: antioxidantes

Toma de antioxidantes para DMAE seca

Los antioxidantes ayudan a enlentecer la evolución de la DMAE seca pero no son un tratamiento eficaz.

Dr. Rafael Navarro

Proyectos de investigación: terapias génicas y visión artificial

Desde IMO Grupo Miranza se están llevando a cabo estudios clínicos, liderados por Fundación IMO, que tienen por objetivo abordar la enfermedad con distintas estrategias terapéuticas y según el perfil clínico del paciente:

  • Uno de ellos es una terapia génica para un tipo de DMAE seca, asociado a una alteración genética puntual y lo estamos llevando a cabo junto a nuestro Departamento de Genética. Conforme avance el proyecto, se ampliará a otros grupos de personas afectadas y consistirá en reemplazar el gen alterado por otro sano y esperamos que de muy buenos resultados. 
  • Otro de los proyectos en marcha está dirigido a personas con una visión muy baja, también debida a la DMAE seca. Consistirá en implantar un chip debajo de la retina, que generará un impulso eléctrico que, a su vez, la estimulará. El objetivo es que el paciente sea capaz de percibir imágenes, a través de una microvideocámara instalada en sus propias gafas. Los estudios preliminares han sido muy prometedores, ya que algunos pacientes han vuelto a leer tras la implantación.
  • También están previstos otros estudios relacionados con inyecciones intraoculares para distintos tipos de DMAE: para frenar la evolución de la forma seca y para mejorar los existentes, en el caso de la forma húmeda.

Esperamos que todos estos proyectos nos ayuden a mejorar la visión y calidad de vida de nuestros pacientes, en un futuro no muy lejano.

Dr. Rafael Navarro