Mayores de 60 años

¿Cómo afecta la edad a la salud ocular?

La edad es un factor de riesgo muy importante para desarrollar ciertas patologías oculares que pueden ser muy graves.

Algunas de ellas, como la Degeneración macular o el Glaucoma, son progresivas e irreversibles y a menudo no presentan síntomas hasta que se ha entrado en una fase muy avanzada y la pérdida de visión es severa. A estas patologías se añaden otros problemas visuales ligados a la edad como la catarata, la presbicia o vista cansada -que puede aparecer a partir de los 40 años-, además de las moscas volantes, el ojo seco, o las opacidades corneales.

Si se tratan a tiempo, las patologías oculares relacionadas con la edad pueden controlarse y no incidir de forma decisiva en nuestra actividad diaria.

¿Con qué frecuencia hay que visitar al oftalmólogo?

A partir de los 60 o 65 años deben incrementarse las medidas preventivas para poder realizar un diagnóstico precoz de estas enfermedades. Si no existe ningún factor de riesgo añadido, es importante someterse a una revisión completa de los ojos por lo menos una vez al año.

¿Cómo prevenir los problemas oculares en la madurez?

  1. Someterse a revisiones oculares completas al menos una vez al año
  2. Seguir una dieta sana y equilibrada, rica en antioxidantes y Omega 3
  3. No fumar o dejar de fumar
  4. Realizar ejercicio físico acorde a las características y posibilidades de cada uno
  5. Proteger los ojos del sol y de agentes externos (aire, polvo, arena…)
  6. Controlar la presión arterial
  7. Controlar los niveles de colesterol
  8. Controlar los niveles de glucemia (especialmente los pacientes diabéticos)
  9. Comprometerse con la propia visión: seguir de forma escrupulosa las revisiones, los tratamientos y recomendaciones del oftalmólogo
  10. No resignarse a perder visión por causa de la edad…

Perder visión en edades avanzadas es especialmente limitante, dado que la capacidad de adaptación a esta situación es menor que en edades más tempranas y que el problema visual se suma a otros condicionantes físicos y psíquicos ligados a la edad. Una mala visión en la madurez es causa de caídas, de miedo a salir a la calle y de falta de relación con el entorno, lo que produce un sentimiento de aislamiento y favorece la aparición de depresiones.

Principales enfermedades oculares relacionadas con la edad

Otros problemas oculares frecuentes en la madurez