Más de 800 personas con discapacidad intelectual recibirán atención ocular gratuita en Barcelona

IMO acogerá el 14 y 15 de octubre las jornadas "Ven y Verás", de Abre sus Ojos, con apoyo de Dincat y del Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Catalunya

Más de 800 personas con discapacidad intelectual podrán acceder, el próximo 14 y 15 de octubre en Barcelona, a exámenes oculares gratuitos para evaluar sus capacidades visuales, detectar problemas refractivos, y recibir recomendación de tratamiento o compensación óptica. En los casos en los que sea necesario, recibirán gafas adaptadas.

La doble jornada, que cuenta con la colaboración del Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Catalunya, ha sido impulsada por Abre sus Ojos, una organización sin ánimo de lucro que pretende mejorar la calidad visual de personas con discapacidad intelectual, un 5% de las cuales manifiesta problemas visuales severos, frente al 0.2% del resto de población, según la OMS.

Una de las principales actividades que lleva a cabo Abre sus Ojos es este encuentro anual que, bajo el nombre "Ven y verás", ofrece exámenes gratuitos y prescribe y entrega gafas a personas con necesidades intelectuales especiales. Abre sus ojos ha realizado más de 3.000 revisiones oculares y ha prescrito y entregado más de 1.300 gafas en encuentros que han tenido lugar en Orense, Madrid, Murcia, Sevilla o Figueres (Girona), entre otras ciudades españolas. Este año, la cita tendrá lugar en el Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona, donde un centenar de voluntarios atenderán a más de 800 personas procedentes de centros de educación especial, casas tuteladas, centros ocupacionales, fundaciones y asociaciones, que trabajan en los distintos ámbitos de la discapacidad.

Para llegar a todos estos centros, Abre sus Ojos ha contado con la colaboración de Dincat (Discapacitat Intel·lectual Catalunya), grupo que trabaja con más de 300 entidades, en las que 5.000 profesionales atienden a 31.000 personas con discapacidad intelectual. El gran éxito de respuesta ha desbordado las previsiones y ha hecho que cerca de 600 personas estén en lista de espera, por lo que la Organización prevé repetir en Barcelona en 2012.