Lifting facial transconjuntival

Más de
15
años de experiencia
Incisiones
100%
invisibles
Prácticamente
100%
de tasa de éxito

¿Qué es?

Es una cirugía sin incisiones visibles que logra la elevación del pómulo a través de la conjuntiva (por la parte interior del párpado).

Microcirugía de párpado y lagrimal, Dr. Medel - Departamento de Oculoplástica del IMO

¿En qué casos se realiza?

El lifting facial suele aplicarse como solución a las posibles secuelas de la blefaroplastia, aunque en ocasiones se realiza exclusivamente con fines estéticos.

También se realiza en pacientes con parálisis facial.



Lagoftalmos y cirugía de párpados, Dr. Medel - Departamento de Oculoplástica del IMO

Exámenes previos

  • Examen oftalmológico completo y examen de la zona palpebral y periocular
  • Se toman fotografías para valorar el estado del paciente antes y después del tratamiento

Durante la intervención

El hecho de trabajar cerca de estructuras nerviosas oculares delicadas conlleva posibles complicaciones si no se realiza por manos expertas. Por ello, el cirujano oculoplástico es el único especialista que actualmente lleva a cabo esta intervención que, a través de una incisión por dentro del párpado, por la conjuntiva, llega al pómulo, para elevarlo y fijarlo al reborde óseo de la órbita.

Muchos cirujanos plásticos realizan esta técnica a través de la piel, mientras que en IMO, al hacerla por el método transconjuntival, es decir, desde el interior ojo, se evitan incisiones que dejan cicatriz, con un porcentaje de éxito del 100%.

Tras la cirugía

  • Tras la cirugía, el cirujano ocluye el ojo del paciente durante una semana
  • El paciente debe aplicar hielo en la zona periocular y superior del rostro durante al menos una semana y seguir un tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios
  • También es importante realizar un reposo relativo los primeros días evitando coger peso y hacer ejercicio
  • Los primeros resultados se pueden apreciar una semana después de la cirugía y los resultados definitivos, un mes después