El láser femtosegundo llega a la cirugía de la catarata y hace más sencillo, preciso y seguro el procedimiento quirúrgico

IMO ha incorporado el láser de femtosegundo para la cirugía de la catarata. Los doctores Nieto, Elies, Gris y Güell de IMO han realizado ya una veintena de cirugías desde que esta técnica se puso en marcha en IMO, y después de años colaborando en su desarrollo.

IMO ha incorporado este mes de mayo una nueva técnica para la cirugía de la catarata, de la mano de un nuevo láser de femtosegundo. La introducción de este láser supone una revolución en el procedimiento quirúrgico de la catarata, ya que modifica y aporta algunas ventajas significativas a la cirugía que viene utilizándose desde 1990: la facoemulsificación por ultrasonidos. Aunque esta cirugía ha avanzado mucho en los últimos años, con incisiones cada vez más pequeñas y liberación de la energía más controlada y eficaz, sigue llevándose a cabo de forma manual, lo que precisa de la habilidad del cirujano, especialmente en algunos pasos del procedimiento.

"El láser de femtosegundo no depende de forma tan directa de la destreza manual del oftalmólogo, aumentando la seguridad, rapidez y precisión de la cirugía, ya que reproduce con una precisión micrométrica las microincisiones previamente diseñadas por el cirujano en el ordenador, al que el láser está conectado"

El Dr. José Luis Güell, especialista en córnea y cirugía refractiva de IMO ha intervenido en el proceso de desarrollo del nuevo instrumento que ha tenido lugar durante los últimos años. El nuevo mecanismo ablanda la catarata, permite realizar incisiones mucho más precisas, mejora la herida reduciendo el riesgo de infección, perfecciona el posicionamiento de la lente intraocular y hace más previsible la corrección del astigmatismo asociada a la cirugía de la catarata. En consecuencia, ofrece mejores resultados refractivos, aumenta la seguridad de la intervención y estandariza el procedimiento.

"El nuevo láser permitirá aumentar del 50% actual al 80% la eficacia de la lentes especiales para presbicia implantadas en cirugía de catarata"

La cirugía convencional

La cirugía de catarata tradicional, la facoemulsificación por ultrasonidos , se inicia con una incisión en el ojo a través de la córnea para acceder al cristalino, donde tiene lugar la cirugía de la catarata. Estos cortes en la córnea, por los que el cirujano introducirá después los instrumentos necesarios para fragmentar y aspirar la catarata y para introducir la lente en el saco del cristalino, se realizan con bisturí. A continuación, una vez se accede al cristalino, se realiza una capsulorrexis (extracción circular de la cápsula anterior del cristalino), lo que supone la apertura de una "ventana" circular en el saco del cristalino para poder actuar en su interior. Nuevamente, esta apertura circular se realiza manualmente, con el bisturí. Seguidamente, se fragmenta el interior opaco del cristalino –la catarata- con una sonda de ultrasonido y, finalmente, se succiona. Una vez vacío el interior del saco del cristalino, se coloca una lente intraocular artificial que sustituye a la lente natural. Antes de terminar la intervención, el cirujano puede hacer incisiones adicionales en la córnea para prevenir o disminuir el astigmatismo.

La nueva cirugía con láser femtosegundo

El procedimiento es el mismo que el que se lleva a cabo con la cirugía convencional, pero los cortes de la córnea se realizan con el láser femtosegundo. El siguiente paso, la capsulorrexis, se realiza también con el láser, que obedece de forma precisa a los parámetros introducidos previamente por el oftalmólogo en el ordenador al que el láser está conectado. De esta manera, la forma circular es perfecta y su diámetro responde a las medidas deseadas, sin depender del pulso y pericia del cirujano. Esto permite que la lente artificial quede mejor centrada y más ajustada, obteniendo un mejor resultado refractivo. El láser interviene también en el paso previo a la colocación de la lente, ya que trocea la catarata antes de ser fragmentada con la sonda de ultrasonido, lo que facilita el proceso y disminuye el tiempo e intensidad de acción de dicha sonda. A continuación, como en la cirugía tradicional, se absorbe la catarata fragmentada y se coloca en su lugar el cristalino. Por último, el láser de femtosegundo se utiliza también para llevar a cabo los cortes adicionales en la córnea que en ocasiones se realizan tras la cirugía de la catarata para revenir o disminuir el astigmatismo. Nuevamente, la substitución del bisturí por el láser femtosegundo perfecciona el proceso y mejora los resultados.

El láser femtosegundo

El láser femtosegundo es un instrumento con longitud de onda infrarroja de gran precisión, que trabaja en millonésimas de segundo. Una de sus características distintivas es su reversibilidad, ya que no produce corte de los tejidos, sino que los separa colocando mínimas dosis de energía para producir una disrupción entre las células. La otra característica es la extrema precisión sin corte ni transferencia de calor a las células adyacentes, ya que utiliza la luz infrarroja para separar moléculas. Una de sus versiones se utiliza desde hace unos años en patologías refractivas (miopía, hipermetropía, astigmatismo) y, más recientemente, en algunos casos de trasplante de córnea. Puedes consultar la noticia tal como apareció en La Vanguardia aquí.