IMO, con los valores paralímpicos

A través de la colaboración con el Comité Paralímpico Español, apoyamos el espíritu de esfuerzo y superación que encarnan los más de 100 deportistas con discapacidad que competirán en los Juegos de Río de Janeiro 2016.

En IMO llevamos más de 25 años al servicio de la visión y, por eso, hemos querido dar un paso más en nuestro compromiso para que la discapacidad, ya sea visual o de cualquier otro tipo, no se convierta en una limitación. Como nuevos colaboradores del Comité Paralímpico Español (CPE), apostamos por ofrecer nuestro apoyo a los deportistas nacionales que, pese a padecer ceguera, baja visión o cualquier discapacidad física, intelectual o parálisis cerebral, tienen una visión clara de cuál es su objetivo: el crecimiento personal y la superación de obstáculos.

Los Juegos Paralímpicos de Río 2016 (7-18 de septiembre), en los que durante 11 días de competición participarán 4.350 deportistas de 176 países y se disputarán 528 pruebas con medalla, representarán la culminación de los esfuerzos de los distintos equipos paralímpicos, entre ellos el español, con una delegación de más de 50 miembros ya confirmados a día de hoy aunque se prevé que lleguen a clasificarse un centenar.

Exigencia y motivación

Ofrecerles asistencia y contribuir a su preparación para que afronten esta cita en las mejores condiciones es el objetivo de IMO como entidad colaboradora, cuya donación se destinará al programa de becas que permiten “promover su plena dedicación y entrenamiento bajo parámetros de máxima calidad y eficacia”, según el CPE.

Se trata, pues, de una apuesta por la excelencia y el perfeccionamiento continuo, valores básicos de IMO. Como explica el Dr. Borja Corcóstegui, director médico del Instituto, “del mismo modo que buscamos la más alta subespecialización en oftalmología para adquirir el máximo dominio de nuestra disciplina, entendemos que es necesario impulsar el afán de superación y el trabajo constante de los deportistas con discapacidad para que puedan entregarse 100% a sus respectivas especialidades”.

Sueños y hechos

La perseverancia y, sobre todo, el entusiasmo del equipo nacional ya dio sus frutos en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, en los que España consiguió 42 medallas (8 oros, 18 platas y 16 bronces), y promete nuevos éxitos de cara a la próxima edición en Río de Janeiro. A ocho meses vista de la competición y a la espera de obtener el billete clasificatorio en seis modalidades, la representación española está asegurada en diez deportes, cuatro de los cuales (atletismo, natación, ciclismo y judo) cuentan con la participación de deportistas con ceguera o discapacidad visual severa.

Es el caso del lanzador de peso David Casinos, con retinopatía diabética y cuatro veces campeón paralímpico (Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012); la atleta Elena Congost, con una atrofia congénita del nervio óptico y plata en 1.500 m. hace cuatro años; Ignacio Ávila, con retinosis pigmentaria y un espíritu intacto tras participar en cuatro Juegos como corredor (dos medallas) e ir a por sus quintos como ciclista en tándem; o los cuatro judokas que nos representarán, encabezados por la triple medallista paralímpica Mónica Merenciano, también con retinosis pigmentaria. Asimismo, en la modalidad de triatlón, que por primera vez formará parte del programa paralímpico, tiene numerosas opciones de estar en Río Susana Rodríguez, actualmente segunda en el ranking de la Federación Internacional y con una agudeza visual muy mermada debido a su albinismo.

Mónica Merenciano, judoka, es una de las participantes con discapacidad visual que competirá en septiembre en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, donde la delegación española contará con la representación de un centenar de deportistas.

Camino de largo recorrido

La sensibilidad y el compromiso de IMO con las personas con discapacidad se materializa, además de en su alianza con el CPE, en una apuesta desde hace años por el Área de Baja Visión, donde se ofrecen ayudas para potenciar el resto visual de los pacientes, y por la  Fundación IMO . A través de ella, se desarrollan proyectos de investigación para abrir la puerta a soluciones como las terapias génicas, mediante la identificación de nuevos genes implicados en la retinosis pigmentaria y otras distrofias de retina, y se impulsan campañas preventivas y de concienciación, como las jornadas “Ven y Verás”, en las que la colaboración con Abre sus Ojos permitió revisar a más de 1.200 personas con discapacidad intelectual.

Sigue todo lo relacionado con este evento a través de nuestro Storify