IMO, premiado por su contribución al avance de la visión artificial

Diario Médico reconoce la labor del Instituto con el proyecto “implante de un nuevo chip de retina”, galardonado en el certamen “Las Mejores Ideas DM 2017” en la categoría “investigación y farmacología”.

premios Diario Médico

El Dr. Borja Corcóstegui, director médico de IMO recogió el premio “Las Mejores Ideas de DM 2017” en la categoría “Investigación y farmacología” por el proyecto “implante de un nuevo chip de retina”. Con este galardón, el semanario dirigido a profesionales de la medicina, Diario Médico, reconoce anualmente la labor de los profesionales, instituciones y empresas que han contribuido a la mejora de la medicina y la asistencia sanitaria a lo largo del año.

El proyecto que le ha valido el premio a IMO está relacionado con su aportación al avance de la visión artificial; concretamente, en esta ocasión, como único centro español participante en un ensayo clínico multicéntrico europeo para probar la eficacia del nuevo chip de retina IRIS®II. La principal ventaja de este dispositivo respecto a modelos anteriores es su reversibilidad, gracias a un novedoso método de anclaje que permite su extracción y posterior reemplazo por versiones más evolucionadas, en las que, de hecho, ya está trabajando la compañía Pixium Vision.

Además, al fijarse la prótesis biónica sobre la retina, se simplifica la intervención y se reduce el riesgo de complicaciones quirúrgicas. Otra mejora que incorpora respecto al primer modelo del IRIS® es un mayor número de electrodos, pasando de 50 a 150, por lo que cabe esperar una definición superior de las imágenes proyectadas sobre la retina y captadas a través de una minicámara bioinspirada, que se instala en las gafas que completan el sistema. Sin embargo, en opinión del Dr. Corcóstegui, investigador principal del estudio en IMO y encargado de implantar este chip de retina en un paciente, en enero de 2017, “el gran salto en cuanto a resultados visuales vendrá de la mano de la próxima generación de estimuladores eléctricos de la retina, que prometen una mejora determinante en la calidad de vida de los pacientes”.

Confiar en el avance

La experiencia de las personas a las que se coloca algún tipo de dispositivo de visión artificial, que deben pasar por un proceso de “reeducación visual” para aprender a ver de nuevo, es fundamental a fin de conocer su alcance. Todo ello con un doble reto: “Seguir incrementando la resolución de las imágenes y comprobar que los resultados del chip, una vez implantado, se mantienen a medio y largo plazo”, destaca el Dr. Corcóstegui, quien ya estuvo involucrado en los primeros pasos del chip de retina hace más de 20 años.

Tanto el oftalmólogo como la optometrista experta en baja visión de IMO, Carol Camino, quien realiza el seguimiento del paciente con el nuevo chip de retina, agradecieron el galardón y destacaron la importancia de “dar visibilidad y reconocimiento a proyectos de innovación en medicina, en donde no siempre es fácil impulsar investigaciones que acaben repercutiendo en la visión y la calidad de vida de los pacientes, aunque muchas veces haya que esperar a medio y largo plazo para lograrlo”.