El IMO pone en marcha una campaña para concienciar sobre la prevención en la salud ocular

El centro, referente oftalmológico internacional, promueve el diagnóstico precoz para reducir la incidencia de ciertas enfermedades oculares.

El centro, referente oftalmológico internacional, promueve el diagnóstico precoz para reducir la incidencia de ciertas enfermedades oculares.

El Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona acaba de poner en marcha una campaña informativa con la que pretende concienciar a la población de la importancia de la prevención en la salud ocular. El diagnóstico precoz es, en muchos casos, la única manera de impedir pérdidas importantes de visión o de detener este proceso, en patologías que a veces no ofrecen síntomas o que son percibidas demasiado tarde por el propio paciente (glaucoma, patologías maculares, o patologías infantiles). El primer eslabón para detectar una posible lesión o disfunción ocular es la visita del paciente al oftalmólogo, ya sea en una exploración ocular rutinaria o como consecuencia de una molestia, que puede ser síntoma de alguna enfermedad. De ahí la importancia de las revisiones oculares periódicas.

Durante la campaña, que se prolongará a lo largo de los próximos meses, el IMO informará con detalle sobre las medidas preventivas más adecuadas para cada una de las distintas amenazas que pueden afectar nuestra visión. La iniciativa también incluye una acción paralela destinada a generar un marco de colaboración entre oftalmólogos y médicos internistas, endocrinos, pediatras, neurólogos y otras especialidades médicas que por la naturaleza de las patologías que tratan, pueden aportar información complementaria para la detección temprana de enfermedades.

Diagnóstico avanzado

El objetivo de la campaña es promover una cultura de la prevención, imprescindible para poder realizar correctos diagnósticos médicos e iniciar con diligencia los tratamientos más oportunos, ya sean farmacológicos o quirúrgicos. Aunque la mayor parte de las patologías oculares se abordan en quirófano –siempre mediante cirugías ambulatorias o sin ingreso-, cada vez son más los casos en los que el tratamiento con medicamentos basta para controlar una enfermedad y es probable que en los próximos años este porcentaje se dispare aún más, gracias a los últimos avances.

Estudios genéticos

Cuando se trata de enfermedades oculares hereditarias, el estudio del paciente llega también al laboratorio, donde se efectúan análisis moleculares para identificar el origen genético de la enfermedad, realizar pronósticos familiares y preparar a los pacientes para futuras terapias génicas, que en pocos años permitirán tratar patologías hereditarias que hoy carecen de tratamiento. El diagnóstico genético, complementario al clínico, es un importante servicio que el IMO ofrece desde hace un año y medio, gracias al trabajo conjunto de oftalmólogos y genetistas, a través de la Unidad de Investigación Genética del Instituto.

Cuidado ocular integral

El IMO es una de las clínicas oftalmológicas más importantes del panorama internacional, que destaca por su atención oftalmológica especializada y por su apuesta decidida por la investigación y la docencia. El objetivo principal del Instituto es ofrecer una solución personalizada para cada paciente basada en una filosofía de máximo respeto al ojo. El trabajo en equipo, desde una perspectiva multidisciplinar, permite abordar cada problema ocular de la forma más eficaz, buscando no sólo la curación del paciente, sino también la mejora de su calidad de vida, siempre a partir de tratamientos y técnicas mínimamente invasivas.

El cuidado ocular integral que ofrece el IMO abarca el tratamiento de pequeños defectos de refracción así como los problemas más graves que afectan al ojo. Ello implica una estrecha colaboración del equipo médico, formado por oftalmólogos especializados en las distintas partes del órgano ocular y sus patologías: córnea y segmento anterior, retina, glaucoma, oftalmología pediátrica, neuroftalmología y oculoplástica.

Apuesta por el progreso

Para poder desarrollar este proyecto de oftalmología integral en unas condiciones óptimas, el IMO cuenta, desde mediados de 2009, con un nuevo edificio, obra del arquitecto Josep Llinàs, concebido con la ayuda de los profesionales médicos para que se ajuste a la medida de la actividad que desempeña. La clínica cuenta con 70 consultas y 9 quirófanos, lo que permite aumentar la actividad y dar mejor servicio al paciente, y un auditorio con capacidad para 340 personas y varias salas polivalentes, para reforzar su actividad profesional y docente.

Desde su sede actual, el IMO proyecta la apuesta por el progreso y la vanguardia que ha caracterizado al centro des- de sus inicios, a mediados de los años 80, primero como Centro de Retina y Vítreo y, a partir de 1992, como Instituto de Microcirugía Ocular. El proyecto IMO ha sido liderado desde sus inicios por el Dr. Borja Corcóstegui, quien ha sido nombrado recientemente Miembro de Honor de la Retina Society, una de las sociedades oftalmológicas más antiguas y prestigiosas del mundo. Es la primera vez que esta Sociedad distingue a un español, al que considera "una figura ejemplar en la oftalmología mundial".

Descargar el artículo completo en PDF