El IMO comienza su nueva etapa

El gran crecimiento del Instituto desde su creación en 1994 ha culminado con el proyecto de este nuevo centro, donde esperamos seguir trabajando para ofrecerle el mejor servicio y calidad asistencial.

El nuevo edificio, levantado junto a la Ronda de Dalt de Barcelona (Salida 7) es una gran apuesta con la que el IMO pasa a contar con unas instalaciones de 22.000 metros cuadrados frente a los 2.300 de la antigua sede, unas dimensiones que convierten el centro en uno de los mayores de Europa y sitúan Barcelona a la cabeza de la oftalmología internacional.

La mayor amplitud del centro nos permitirá dar una mejor atención a nuestros pacientes, nuestro principal objetivo. Para ellos se han proyectado salas de espera más cómodas y espaciosas, un parking con 210 plazas y una cafetería-restaurante, entre otros espacios y servicios.

Por otro lado, el nuevo centro duplica el número de quirófanos, al pasar de 4 a 8, lo que garantizará que siempre haya salas disponibles para realizar con menor demora las cirugías previstas.

En sus nuevas instalaciones seguiremos atendiendo, como hasta ahora, a pacientes de todas las subespecialidades oftalmológicas: retina, córnea, glaucoma, cataratas, oculoplástica y estrabismo, entre otras.  Asimismo, continuaremos apostando por otras áreas no asistenciales, como la docencia o la investigación.

En el nuevo centro daremos mayor cobertura a los estudios científicos, impulsando proyectos de investigación propios, además de seguir colaborando con otros estudios multicéntricos o promovidos de forma externa. Contaremos con una importante zona dedicada a ensayos clínicos y a la investigación básica. El proyecto incluye un laboratorio que le permitirá asumir algunas pruebas diagnósticas, como determinados análisis clínicos.

Por último, el IMO cuenta con un auditorio con aforo de hasta 300 personas para eventos especiales, al que se suma a otras salas para reuniones: una con capacidad para 70 personas y dos, para 40 cada una.