Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita

Consejos sobre glaucoma y...

Futuras terapias e investigación

¿Cómo se vive con glaucoma?

Ver todos

¿Quieres aparecer en el canal Glaucoma?

Comparte tu historia

4 dudas sobre colirios

Encuestas

Eventos

  • Calendario de charlas Semana Mundial del Glaucoma. Instagram Live @Grupomiranza
    • Domingo, 7 de marzo, 19.00 h.
    • Martes, 9 de marzo, 19.30 h.
    • Viernes 12 de marzo, 19.00 h.
    • Domingo, 14 de marzo, 19.00 h.

Preguntas frecuentes de nuestros pacientes

Las personas con antecedentes familiares de glaucoma, no deben esperar “a notar” algún síntoma, ya que la enfermedad es silente, en la mayor parte de su desarrollo y, cuando da síntomas, ya está avanzada.

Por ello, es importante realizar revisiones oculares periódicas, aunque no se noten síntomas. Esto permite detectar y tratar a tiempo la enfermedad si aparece.

Aunque sabemos que la presión intraocular (PIO) elevada es el factor de riesgo más frecuente de desarrollar glaucoma, existen glaucomas que cursan con PIOs dentro de los valores que se consideran “normales” (generalmente, por debajo de 21 mmHg).

Por ello, medir la PIO no es suficiente, también es necesario hacer un examen oftalmológico completo, incluyendo una valoración del fondo de ojo.

El glaucoma provoca una disminución progresiva del campo visual del paciente, cuya visión periférica se va reduciendo poco a poco. Por ello, es difícil percatarse de esta pérdida gradual hasta que la enfermedad ya se encuentra en estadios avanzados y el campo visual se ha reducido en gran parte y de manera irreversible.

El mito de que las personas con glaucoma ven un túnel negro no se ajusta a la realidad, ya que el “aspecto” de la enfermedad varía según la persona y el grado de afectación del campo visual. Algunos pacientes describen visión borrosa, niebla o visión de puntos ciegos, aunque muchas veces les resulta difícil explicar qué les pasa y pueden confundir el glaucoma con otras enfermedades oculares como las cataratas.

Para más información haz clic aquí

El aumento de la presión ocular obedece a múltiples factores, que pueden resumirse como mecanismos que hacen que el líquido intraocular (humor acuoso) no se pueda eliminar correctamente por su canal normal, lo que provoca dicho aumento de presión. Éste puede ser leve y crónico -glaucoma crónico- o brusco, debido a otros procesos. El oftalmólogo debe examinar al paciente de forma urgente, especialmente en el caso de las formas agudas.

Consulta todas las preguntas

Con la colaboración de:

AGAF SEEBV COOOC FEFAC