Tratamiento de las ojeras

Tratamiento de la ojera
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
Consigue
2
efectos: rejuvenecimiento y aspecto descansado
Resultados:
12-18
meses
Duración:
20-30
minutos
Tractament de les ulleres

¿Qué es el tratamiento de la ojera? 

El tratamiento de las ojeras y de las bolsas de los ojos con ácido hialurónico es uno de los procedimientos de medicina estética más demandados, ya que logra rejuvenecer y dotar al rostro y la mirada de un aspecto descansado y vital.

Este tratamiento se puede completar con rellenos de ácido hialurónico en otras zonas, así como con otras sustancias, como la toxina botulínica.

Valoración a paciente (tratamiento de la ojera)

Asesoramiento a paciente para el tratamiento de la ojera 

Por qué IMO Grupo Miranza

En IMO Grupo Miranza nuestros especialistas en estética y rejuvenecimiento también son oftalmólogos conocedores del área ocular y de alrededor de los ojos. Por ello, poseen gran experiencia tanto en cirugías, como en otros tratamientos oculofaciales.

¿En qué casos se realiza?

El tratamiento de las ojeras y bolsas de los ojos con ácido hialurónico está indicado para pieles jóvenes y maduras que, generalmente, presentan alguno de estos signos:

  • Ojos hundidos
  • Bolsas en el párpado inferior
  • Ojeras
  • Arruguitas en el párpado inferior

Por lo que se refiere a las bolsas de los ojos, es importante la valoración previa del especialista para que pueda evaluar si la esta técnica es la mejor opción para el paciente, ya que también existe otra opción quirúrgica (la blefaroplastia).

El ácido hialurónico aporta volumen, elasticidad, tono e hidratación a las zonas en las que se aplica. El resultado es una piel más vitalizada, así como una mirada descansada y rejuvenecida.

Exámenes previos 

En primer lugar, es necesaria una exploración completa de la zona ocular y facial.

Fotografías antes de tratamiento de la ojera

Antes y después el tratamiento se toman fotografías del paciente

Asimismo, es necesario que el especialista que va a realizar el tratamiento conozca la historia clínica del paciente, sobre todo si padece enfermedades autoinmunes o infecciosas o si se ha realizado otros tratamientos en la zona.

También se toman fotografías del paciente antes y después del tratamiento, para valorar los resultados.

Durante el tratamiento 

El tratamiento de las ojeras y bolsas de los ojos con ácido hialurónico tiene una duración de 20-30 minutos. Sin embargo, puede durar más si se tratan otras zonas.

Antes de realizar el tratamiento el ácido hialurónico, se aplica anestesia tópica en la zona a tratar.

Crema anestésica antes del tratamiento de la ojera

Antes de las inyecciones, se aplica crema anestésica

Pasados unos minutos, cuando ha hecho efecto, el especialista realiza el tratamiento a través de microinyecciones de ácido hialurónico.

Tras el tratamiento 

Al finalizar el tratamiento, el paciente puede realizar sus actividades diarias y ya puede apreciar gran parte de los resultados. Sin embargo, puede que note cierta sensación de entumecimiento, rojez en la zona tratada, así como pequeños hematomas, que desaparecen durante las siguientes horas o días. 

Tratamiento de la ojera antes y después

Tratamiento de la ojera antes y 15 días después

El tratamiento de la ojera se realiza en consulta y es mínimamente invasivo

Los resultados definitivos se aprecian a partir del cuarto o quinto día y tienen una duración aproximada de entre 12 y 18 meses.

Asimismo, tras las inyecciones de ácido hialurónico es importante seguir estas indicaciones:

  • no realizar ejercicio, durante las primeras 24h
  • no tomar saunas, el sol, ni rayos UVA, durante las primeras 48h
  • no tocar ni masajear la zona inyectada, durante las primeras 72 h

Al finalizar el tratamiento, el paciente puede apreciar un gran cambio de inmediato. Sin embargo, los resultados definitivos aparecen a partir del cuarto día, aproximadamente.

La duración de las inyecciones de ácido hialurónico varía en función del paciente y de la zona de aplicación. Generalmente, los efectos duran entre 8 y 18 meses, desapareciendo de forma progresiva.