Rellenos con ácido hialurónico

Rellenos con ácido hialurónico
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
Resultados con
2
virtudes: naturalidad y discreción
Consigue
2
efectos: restaurar volumen y estimular colágeno
Efecto
100%
inmediato
Rellenos con ácido hialurónico

¿Qué son los rellenos con ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en distintas partes de nuestro organismo de forma natural.

Por lo que se refiere a nuestra piel y, generalmente, debido al paso de los años o a ciertas enfermedades, nuestros organismos dejan de producirlo naturalmente o lo producen en menor cantidad. En consecuencia, la piel pierde elasticidad, vitalidad y firmeza.

En medicina estética y rejuvenecimiento facial, el ácido hialurónico se utiliza para combatir estos signos, voluminizando zonas específicas mediante inyecciones con más o menos cantidad según el paciente.

Inyección de ácido hialurónico

Tratamiento con ácido hialurónico

Según el caso del paciente, el tratamiento con ácido hialurónico se puede complementar con otros tratamientos, como las inyecciones de toxina botulínica, laseres o ultrasonido entre otros, y siempre que el especialista lo crea conveniente.

Al estar presente de forma natural en nuestros organismos,el ácido hialurónico es biocompatible, por lo que no genera alergias ni rechazos.

¿En qué casos se realiza?

En ácido hiluronico puede utilizarse en pieles jóvenes y maduras, según la zona y las características de la paciente. Sus principales beneficios son:

  • Matiza o elimina las arrugas
  • Aportar volumen
  • Dotar a la piel de firmeza, elasticidad e hidratación

En paralelo, en pieles jóvenes se puede aplicar en pequeñas cantidades, lo que, además, tiene una acción preventiva y de mantenimiento.

Tratamiento de la ojera con ácido hialurónico

Asimismo, por lo que se refiere al aporte de volumen, el ácido hialurónico se puede utilizar en prácticamente todas las zonas del rostro:

  • para tratar la ojera o los ojos hundidos, así como la flacidez alrededor de los ojos
  • para el diseño de los labios o de la nariz (rinomodelación) 
  • el surco nasogeniano
  • para las arrugas faciales o cercanas a los ojos 
  • en las cejas y la frente.
  • para tratar la mandíbula, afinándola o agrandándola según la preferencia del paciente 
  • para rejuvenecer las manos
  • en las mejillas o los pómulos hundidos

Zonas de aplicación del ácido hialurónico

Actualmente, existen distintos tipos de ácido hialurónico que permiten personalizar el tratamiento de cada paciente, según la zona, el tipo de piel y su edad, entre otros.

Exámenes previos

En primer lugar, el experto en estética y rejuvenecimiento te realizará una completa exploración de la zona a tratar. En esta visita, también te realizaremos preguntas sobre tu estado de salud general, ya que es importante saber si te has sometido a otros tratameintos previamente o padeces ciertos tipos de enfermedades, como por ejemplo:

  • las autoinmunes
  • infecciones

Durante esta visita, el experto te asesorará sobre las mejores opciones para tu caso, así como sobre tus expectativas.

Asimismo, realizaremos fotografías del tratamiento, antes y después, para valorar los resultados.

Fotografías antes y después

Antes y después del tratamiento se toman fotografías para valorar al paciente

Durante el tratamiento

La duración del tratamiento puede variar en función de las zonas a tratar y de los tratamientos complementarios adicionales. En general, oscila entre 20-60 minutos.

En primer lugar, se aplica anestesia tópica en las zonas en las que se van a realizar las inyecciones de ácido hialurónico. De esta forma, se evitan posibles molestias.

A continuación, el experto en estética y rejuvenecimiento oculofacial realiza la aplicación del ácido hialurónico mediante microinyecciones. Es posible que, durante el proceso, notes presión en la zona en la que se inyecta el ácido hialurónico, no obstante no notarás dolor.

Preparación de paciente antes del tratamiento

Antes de iniciar las inyecciones, se aplica pomada anestésica en la cara del paciente

Tras el tratamiento

Al finalizar el tratamiento podrás volver a tu actividad diaria. No tendrás marcas pero es posible que haya un poco de inflamación y rojeces en las zonas en las que se han realizado las inyecciones. Algunos pacientes presentan hematomas, que desaparecen durante los días siguientes al tratamiento.

Asimismo, tras las inyecciones de ácido hialurónico es importante seguir estas indicaciones:

  • no realizar ejercicio, durante las primeras 24h
  • no usa saunas, turcos o piscinas, ni tomar el sol, ni rayos UVA, durante las primeras 24-48h
  • no tocar ni masajear la zona inyectada, durante las primeras 72 h

Al finalizar el tratamiento, el paciente puede apreciar un gran cambio de inmediato. Sin embargo, los resultados definitivos aparecen a partir del quinto día, aproximadamente.

La duración de las inyecciones de ácido hialurónico varía en función del paciente y de la zona de aplicación. Generalmente, los efectos duran entre 6 y 18 meses, desapareciendo de forma progresiva.