Láser IPL

Láser IPL ojo seco
Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita
Duración:
10-15
minutos
Actúa sobre la causa
nº1
de la enfermedad
Trata
2
enfermedades: el ojo seco y la blefaritis
Tratamiento con láser IPL

¿Qué es el láser IPL?

El láser de luz pulsada (IPL) trata y alivia los síntomas de ciertas enfermedades oculares, como el ojo seco y la blefaritis.

Consiste en aplicar láser sobre los párpados, para estimular el funcionamiento de unas glándulas que se encuentran en esta zona (glándulas de Meibomio) y cuya disfunción está ligada al ojo seco y a la blefaritis. En este sentido, el láser actúa directamente sobre la causa de la patología. 

El tratamiento con el láser IPL logra:

  • Reducir la inflamación de la superficie del ojo
  • Mejorar la calidad de la película lagrimal
  • Estabilizar la flora conjuntival (ya que tiene un efecto antimicrobiano y antiparasitario)

¿En qué casos se utiliza?

La luz pulsada se utiliza para tratar distintas patologías oftalmológicas, como:

  • el ojo seco
  • un tipo de inflamación palpebral que puede deberse a distintas causas, llamada blefaritis

Exloración ojo seco

Exploración oftalmológica a paciente con ojo seco

El láser IPL también puede utilizarse con fines estéticos para tratar ciertas manchas, venas y rojeces, así como el aspecto de la piel.

Antes de realizar el tratamiento con láser IPL

Antes de aplicar el láser IPL es necesario realizar una exploración oftalmológica completa y, si es preciso, pruebas para confirmar el diagnóstico.

Asimismo, en ocasiones, el láser IPL suele ser un tratamiento complementario, ya que ciertos pacientes precisan, además, otras terapias para tratar sus patologías.

Es necesario evitar la luz solar mientras dure el tratamiento y durante 7 días posteriores a la aplicación del láser. Generalmente, se realizan 4 sesiones, cada 2 semanas.

Durante el tratamiento

El tratamiento con láser IPL se realiza en consulta. En primer lugar se aplica gel frío, así como unos protectores oculares.

Protección ocular láser IPL

Antes de realizar el láser IPL se colocan unos protectores oculares sobre el ojo del paciente

Tras la preparación del paciente, se aplica el láser mediante pulsos de luz de alta intensidad, que tratan la zona sin producir daños en las estructuras cercanas. En este sentido, el equipo dispone de distintas longitudes de onda, según el filtro que el oftalmólogo utilice para tratar la patología que afecta al paciente.

Asimismo, el tratamiento con láser IPL tiene una duración de unos 10-15 minutos y no produce dolor. No obstante, el paciente puede apreciar los flashes de luz que desprende el equipo, así como cierta sensación de calor.

Después del tratamiento

Al finalizar el tratamiento, el paciente puede retomar sus actividades diarias. Asimismo, se aconseja:

  • evitar la exposición solar, durante los 7 días siguientes al tratamiento
  • utilizar gafas de sol en espacios exteriores, también durante los 7 días posteriores al tratamiento
  • realizar lavados de la zona con jabones con pH neutro, sin frotar el ojo y sin emplear agua caliente
  • seguir con el tratamiento y otros consejos del oftalmólogo