Neuritis óptica

Neuritis óptica
Solicita visita en IMO ¿CÓMO QUIERES PEDIR CITA? AGENDA TU VISITA TE LLAMAMOS NOSOTROS
Neuritis óptica

¿Qué es la neuritis óptica?

La neuritis óptica es una inflamación del nervio óptico, que es el responsable de transmitir la información de los ojos al cerebro.

Esta enfermedad suele producir una pérdida de la visión y de la percepción de los colores, que suele mejorar al cabo de algunos meses, en mayor o menor grado según la causa subyacente.

¿Qué la provoca?

Puede estar producida por cualquier causa que genere una inflamación del nervio óptico, siendo las más frecuentes las formas desmielinizantes.

Muchas de estas enfermedades se caracterizan por un fallo del sistema inmune, que, por error, ataca el nervio óptico, causando inflamación y un daño, en ocasiones, irreversible.

Las enfermedades desmielinizantes que se relacionan con la neuritis óptica son:

  • La esclerosis múltiple, de hecho, se estima que después de padecer neuritis óptica, el riesgo de padecer esta enfermedad es del 50 %.
  • La neuromielitis óptica
  • La enfermedad de anticuerpo MOG (Mielina Oligodendrocito Glicoproteína)

Por otro lado, existen otras enfermedades o condiciones asociadas a la neuritis óptica, como las siguientes:

  • Las infecciosas (p.ej. enfermedad de Lyme o la sífilis) o las causadas por virus (p.ej. sarampión, el herpes o el VIH)
  • Otras patologías autoinmunes, como el lupus

Síntomas

Los síntomas más habituales de neuritis óptica son:

  • La pérdida de visión, en un ojo o ambos, que suele ser parcial y cuyo grado varía, según la causa
  • Dolor al mover el ojo
  • Alteración de la percepción de los colores
  • Visión de centelleos con el movimiento de los ojos

Es importante que cualquier persona con alguno de estos síntomas visite al oftalmólogo para descartar esta u otras alteraciones oculares, que pueden ser graves.

Asimismo, por lo que se refiere a los grupos de riesgo, los que padecen neuritis óptica con más frecuencia son:

  • Las personas de entre 20 y 40 años
  • Las mujeres
  • Las personas de raza blanca
  • Las personas que padecen ciertas mutaciones genéticas

¿Cómo se diagnostica?

Cuando el paciente presenta síntomas de neuritis óptica, el oftalmólogo lleva a cabo una completa exploración ocular, que incluye las siguientes pruebas:

En paralelo, pueden ser necesarias pruebas complementarias, como una resonancia magnética o analíticas de sangre.

Tratamiento

Generalmente, la neuritis óptica mejora sin tratamiento, durante los 6 meses posteriores a su aparición.

No obstante, según la gravedad y la causa, se puede prescribir medicación, como los esteroides, que tienen por objetivo reducir la inflamación.