Dr. Navarro: "Hoy día se habla de tolerancia cero con la presencia de fluído"

El Dr. Navarro ofreció una sesión de aclaraciones y consejos prácticos sobre la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)

Degeneración macular y presencia de fluido. Dr.Navarro. IMO Barcelona.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) tiene dos formas de manifestarse: la forma seca y la forma húmeda. La DMAE seca consiste en una atrofia progresiva tanto del epitelio pigmentario como de la misma retina. La húmeda se caracteriza por la aparición de unos vasos anómalos que se sitúan justo debajo de la retina y pierden líquido provocando al paciente una pérdida de visión central.

La forma húmeda de la DMAE puede estar inactiva, pero siempre estará ahí.

La forma seca se puede convertir en húmeda, pero la húmeda siempre será húmeda, aunque no pierda líquido. Al paciente de DMAE húmeda, si le hacemos pruebas siempre le encontraremos la membrana que perdía líquido, aunque esté inactiva. Y siempre se puede reactivar y volver a perder líquido. A medida que pasa el tiempo la capacidad de reactivación es menor, pero es importante seguir los controles para poder actuar a la mínima reactivación, cuando el tratamiento es más efectivo.

No hay que perder el primer ojo

Es importante actuar de forma precoz, no perder el primer ojo. Como la pérdida de visión es lenta, es posible que no nos demos cuenta hasta que la enfermedad esté en un grado más avanzado (las mujeres que se maquillan los ojos suelen detectarla antes porque hacen el ejercicio de cerrar un ojo y después el otro). Es importante que todas las personas mayores 50 años se hagan revisiones de forma periódica para detectar a tiempo la enfermedad, y es aconsejable que el propio paciente haga de vez en cuando ese sencillo ejercicio de comprobar la visión de uno y otro ojo por separado para confirmar que no hay pérdida de visión.

La DMAE coincide con la catarata

Muchos pacientes que notan que van perdiendo visión piensan que es debido a la catarata que ya les diagnosticaron paralelamente, pero en muchos casos no es solo eso. Además, la catarata nunca produce una pérdida de visión súbita, si hay una pérdida de visión rápida, no se trata de una catarata: hay que acudir urgentemente al oftalmólogo para revisarse la visión.

El hábito tabáquico multiplica el riesgo de padecer DMAE por cuatro

El hecho de fumar es el factor ambiental que más se ha relacionado con la degeneración de la mácula. Es el de más potencia a nivel de estadísticas: lo multiplica por cuatro.

La DMAE húmeda es devastadora con la visión, hay que adelantarse a ella

Más que inyecciones mensuales hay que hacer revisiones mensuales. Hoy día se habla de tolerancia cero ante la presencia de fluído. Se deben hacer revisiones mensuales y realizarse las pruebas de OCT, y a la mínima presencia de fluido es importantísimo iniciar de urgencia el tratamiento.