Dr. Navarro: "La DMAE es una enfermedad muy discapacitante si no se trata a tiempo"

Entrevista al Dr. Navarro de IMO en la Campaña para la Prevención de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) que cuenta con conferencias y actividades

Esta semana, el IMO acoge la Campaña para la Prevención de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE). Se trata de una iniciativa que englobará una serie de actividades de información y concienciación acerca de esta enfermedad

El Doctor Rafael Navarro, especializado en patologías que afectan a la retina, nos explica el porqué de esta iniciativa y cómo prevenir la DMAE, principal causa de pérdida de visión y, en consecuencia, de autonomía, para las personas mayores.

¿En qué está consistiendo esta campaña de prevención?

Estamos realizando revisiones oftalmológicas gratuitas a pacientes, sobre todo a personas de más de 55 años, por ser los que tienen más riesgo de padecer esta enfermedad.

En paralelo, tendrán lugar una serie de charlas informativas para el público en general y profesionales. Nuestro objetivo es que tanto los pacientes como los profesionales, estén informados y concienciados para  anticiparse a la DMAE.

¿Puede explicarnos qué es la DMAE?

La mácula es la zona central de la retina. Es el área más importante ya que es la responsable de poder ver con nitidez los objetos, las caras, la lectura etc. La retina periférica no tiene esa capacidad de definición.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad que provoca un deterioro progresivo de esta zona.

La enfermedad afecta a personas de más de 65 años, fundamentalmente y tiene varias formas…

Efectivamente, existen dos formas: seca y húmeda. La primera evoluciona de forma muy lenta y la pérdida de visión es progresiva. La forma húmeda evoluciona a gran velocidad. Además, esta ultima provoca el crecimiento de una membrana vascular debajo de la retina. Los vasos crecen, sangran y pierden líquido. Por eso, hay que frenar el avance de la enfermedad lo antes posible. Actualmente, la forma húmeda de la enfermedad se trata con inyecciones intraoculares.

En general, la gente piensa que solo puede padecer una forma de DMAE. No obstante, es posible que un paciente que padece una DMAE seca, con el tiempo, padezca la forma húmeda de la enfermedad.

Es una de las principales causas de pérdida de visión en el mundo occidental, ¿se debe a cambios sociales como el envejecimiento de la población?

Sí, la DMAE está en parte, relacionada con el aumento de la esperanza de vida de las personas de los países occidentales. Ha sido una enfermedad desconocida hasta que ha aumentado su prevalencia y los factores ambientales han sido muy importantes en su aparición. Por ejemplo, hace 30 años, la DMAE era una enfermedad desconocida en el medio rural japonés, probablemente gracias a que la población seguía una dieta rica en vegetales y pescado (Omega3). Actualmente, está demostrado que el Omega 3 ayuda a prevenir la DMAE. La medicina actual se basa en la prevención y esto facilita detectar y tratar con más facilidad ciertas enfermedades.

¿Qué factores provocan esta enfermedad?

La DMAE está causada por múltiples factores, existen factores ambientales claramente relacionados como el  tabaquismo. Es una enfermedad que no aparece en personas jóvenes, por lo tanto la edad es otra de sus causas. Asimismo sabemos que puede haber cierta predisposición genética a padecerla, aunque no podemos hablar de herencia. Otros factores que pueden favorecer su aparición son la presión arterial alta (hipertensión), colesterol (hipercolesterolemia) y cualquier problema que afecte a la circulación de la sangre. En el fondo, el envejecimiento produce una falta de oxigenación correcta de muchos de los tejidos de nuestro cuerpo, entre ellos los de la retina.

¿Es posible recuperar visión si se padece DMAE?

En la forma húmeda de la DMAE, el tratamiento con inyecciones intraoculares puede mejorar algo la visión del paciente, sobre todo cuando la membrana vascular esta activa.

En el caso de la DMAE de tipo seco, no existe todavía un tratamiento eficaz. Las vitaminas antioxidantes han demostrado que pueden ralentizar la enfermedad. Por eso incidimos en la prevención, porque estas patologías muchas veces no dan señales hasta que es demasiado tarde. Por esta razón es importante hacerse revisiones oculares periódicas a partir de los 55 años.

Además, esta enfermedad resta autonomía al paciente, con lo que se convierte casi en un problema social, que afecta a quién lo padece, pero también a su entorno inmediato…

Es una enfermedad puede provocar una discapacidad si no se trata a tiempo ya que el paciente pierde autonomía. Al afectar a la zona central de la visión, provoca que no se puedan realizar actividades cotidianas como leer, reconocer las caras, conducir, etc. Debe ser muy duro andar por la calle y que alguien se acerque a saludarte y no ser capaz de reconocerle. Afortunadamente, hemos conseguido detener el avance de la enfermedad en muchos casos, en los que el paciente ha conseguido conservar una buena visión.

¿A qué "señales" debemos estar atentos para detectar a tiempo la DMAE?

La persona que padece DMAE de tipo húmedo ve las líneas de los objetos ondulados y pierde visión rápidamente. En la forma seca, cuando la enfermedad aparece, no se manifiesta de un día para el otro y el paciente no percibe claramente los síntomas hasta que ha evolucionado. Por ello, es importante hacer revisiones periódicas a partir de cierta edad.