Los defectos en la visión binocular afectan a más de 5 millones de españoles, un 12% de la población

Viu 3D! es un proyecto que propone el primer test de visión colectivo en cines realizado conjuntamente por el Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes (COOOC) y TV3

El protagonista es Víctor, el primer óptico optometrista tridimensional que realiza este sencillo examen autodiagnóstico de dos minutos. Se ha proyectado antes de todas las películas 3D desde octubre hasta enero de 2012. Y más de 400.000 espectadores han hecho esta prueba en 85 pantallas 3D de Catalunya. Si todavía no lo habéis visto pero os apetece ir a verlo, se emitirá en el DogVille 3D Film Festival de Viladecans, un festival de cine y cortometrajes que diversifica sus propuestas para todo tipo de público. Además, si os apuntáis, podréis asisitr a la conferencia de Alfons y Lluís Bielsa, Presidente y Secretario del COOOC, y Carlos Bonafont, responsable de Nuevas Tecnologías, en la que expondrán las últimas conclusiones sobre la visión binocular. ¡Consultadlo en la página de DogVille si os interesa!

Victor, de Viu 3D!

Uno de los mensajes clave de "Viu en 3D!" es que las pantallas en 3D (cine, televisión, videojuegos...) bien aplicadas no son perjudiciales para la visión. De hecho, pueden constituir un excelente método de entrenamiento, ya que estimulan el uso de los dos ojos de una manera conjunta y coordinada.

Este test permite detectar defectos en la visión binocular, un problema que afecta a 900.000 personas en Catalunya y más de 5 millones de españoles, un 12% de la población. "En la mayoría de los casos, no se puede atribuir la dificultad de percibir los efectos 3D a la tecnología de los sistemas de visionado, sino a la presencia de una alteración en la visión binocular del espectador", explica Alfons Bielsa, presidente del COOOC.

Un 12% de la población es incapaz de apreciar el efecto 3D

Mareos, dolores de cabeza, cansancio o visión doble son algunos trastornos que pueden aparecer viendo una película en 3D. Además, en la vida cotidiana se pueden presentar otros signos como, por ejemplo, dificultad para calcular las distancias, esfuerzo al fijar la vista cuando se lee, déficit de comprensión lectora... e incluso bajo rendimiento escolar.

IMO propone consejos para "entrenar" dicha visión

  • Sentarse lo más centrado posible respecto a la pantalla.
  • No forzarse a ver la película desde un lateral.
  • Empezar situándose más atrás de lo normal. Cuanto más cerca de la pantalla, el cerebro debe hacer más esfuerzo.
  • Mantener las gafas o lentes de contacto, si se llevan habitualmente.
  • Las gafas 3D del cine deberían adaptarse sobre ellas sin problema.