Daniel, paciente de la Dra. Wert, tenía solo un 30% de la visión y nunca se había revisado en el oftalmólogo

A sus 3 años, Daniel, un paciente de IMO, tiene uno de los problemas más típicos de visión infantiles, el ojo vago, una visión más baja de lo normal a su edad. Su madre se enteró de que tenía solo un 30% de la visión por casualidad...
Revisión ocular a los 3 años. Dra.Wert. IMO Barcelona

No es fácil detectar cuándo un niño tiene algún problema de visión. Lo más fácil suele ser detectarlo a través de un "No veo la pizarra". Sin embargo, es muy importante estar atentos a posibles síntomas y llevar a los niños a sus revisiones, ya que los tratamientos funcionan mejor a una edad temprana. Los tratamientos son más efectivos cuanto más pequeño es el niño en las patologías más frecuentes: estrabismo, miopía, hipermetropía y astigmatismo, además de los golpes.

Muchos tienen un gran componente hereditario, por lo que los especialistas recomiendan adelantar las visitas al oftalmólogo a los 2 años de edad si algún familiar usa gafas, como comenta en este vídeo la Dra. Ana Wert de IMO. El 41% de los niños de entre 2 y 10 años no ha ido nunca a la consulta de un oftalmólogo, aunque el mejor momento para detectar y solucionar patologías, es precisamente antes de los 8 años.

Ana Wert, oftalmóloga pediátrica de IMO, indica: "Es recomendable comprobar que la visión del niño es simétrica entre un ojo y otro, con juegos en casa, tapando un ojo y haciendo que el niño diga qué dibujo ve y luego taparle el otro, por ejemplo".

Mira el vídeo de TVE a partir del minuto 36, el caso de Daniel.