Daltonismo: dificultad para distinguir los colores

El daltonismo es un defecto genético que se encuentra en los conos y consiste en la dificultad de distinguir colores, especialmente el rojo y el verde.

Test Farnsworth - Daltonismo

El color que percibimos de un objeto es la longitud de onda de la luz que éste refleja. El ojo capta estos "rebotes" con diferentes longitudes de onda a través de los conos, cada uno de los cuales está conectado con el centro visual del cerebro por medio del nervio óptico. Los conos tienen tres tipos de fotopigmentos: uno especialmente sensible a la luz roja, otro a la luz verde y un tercero, a la luz azul. La combinación de estos tres colores: rojo, verde y azul es suficiente como para ver unos 20 millones de colores distintos. Así, por ejemplo, el naranja es amarillo combinado con el rojo o el violeta, rojo con un poco de azul. Es en el cerebro donde se lleva a cabo esta interpretación.

Los daltónicos no distinguen bien los colores por fallo de los genes encargados de producir los pigmentos de los conos. Si el pigmento defectuoso es el del rojo, la persona no distinguirá el rojo ni sus combinaciones. También puede darse el daltonismo por falta de un tipo de cono, teniendo solo dos (dicrómata) o uno (monocrómata). El defecto genético de los daltónicos es hereditario y se transmite por un alelo recesivo ligado al cromosoma X. Si un varón hereda un cromosoma X con esta deficiencia será daltónico. En cambio, en el caso de las mujeres, sólo serán daltónicas si sus dos cromosomas X tienen la deficiencia. En caso contrario, serán sólo portadoras, pudiendo transmitirlo a su descendencia. Esto produce un importante predominio de hombres entre la población afectada.

¿Cómo se diagnostica el daltonismo?

Como la perturbación de la visión del daltónico es muy pequeña, la mayoría de las personas con este defecto  no saben que lo tienen. Para diagnosticarlo o evaluar de qué tipo es y el grado de severidad, existen unos tests subjetivos, algunos de los cuales se utilizan para tener una respuesta rápida o de screening, como el test de Ishihara. Esta prueba se basa en una serie de tarjetas con diversos círculos de diferentes tamaños y colores, en cuyo centro hay números que sólo son identificables por alguien con una buena percepción de los colores.

Para hacer el test a los niños más pequeños, los números son sustituidos por diseños o figuras geométricas. Otras pruebas requieren más tiempo de exploración, como puede ser el test de Farnsworth-Munsell, en el que el paciente debe ordenar una escala de colores de la misma gama.

En el caso de los niños, también podemos saber si tienen dificultades para aprender y distinguir los colores observando cómo colorean los dibujos. El daltonismo en edad escolar puede provocar problemas de aprendizaje, cuando, por ejemplo, se utilizan imágenes, gráficos y cuadros con fines didácticos, que pueden ser difíciles de comprender por niños daltónicos.

Por lo tanto, es importante que los padres estén atentos a posibles disfunciones en la visión de los colores y que, si existen, informen de ellas al centro al comienzo de cada año escolar. En el caso de los adultos, el daltonismo puede plantear algunas limitaciones profesionales. Los daltónicos, por ejemplo, no pueden ingresar en los cuerpos de policía o de bomberos, no pueden ser pilotos, capitanear embarcaciones...