El cross linking corneal impide que el queratocono avance en un 95% de los casos

El queratocono es una patología que afecta a la córnea, cuyo número de casos diagnosticados aumenta gracias a las nuevas técnica de exploración que son cada vez más sensibles para detectarlo

En el Congreso de Contactología el Dr. Gris recordó que el queratocono es una patología que hace que la córnea adquiera forma de cono en vez de redondeada, que provoca astigmatismo irregular y que, muchas veces, no se puede corregir con gafas ni con lentes de contacto. Según el especialista de IMO, "es una enfermedad bastante frecuente, cuyo número de casos diagnosticados va en aumento gracias a las técnicas de exploración que cada vez son más sensibles". Algunos de los pacientes se diagnostican casualmente en los estudios previos a la cirugía de miopía o astigmatismo, según precisó el Dr. Gris. En ocasiones, el queratocono se queda en la fase inicial y no llega a desarrollarse, mientras que casos más severos pueden terminar con trasplante de córnea.

El queratocono avanzado suele afectar principalmente a los pacientes más jóvenes, entre los que es la principal causa de trasplante de córnea. Esto se debe a que, a partir de los 40 años, la enfermedad no suele progresar porque, con la edad, la córnea se vuelva rígida de forma natural. Según el Dr. José Luis Güell, "aunque en los casos graves, la queratoplastia (trasplante), especialmente la queratoplastia lamelar anterior profunda, en la que se trasplanta solo la capa de la córnea afectada por la enfermedad, tiene un pronóstico excelente, el objetivo es evitarla, mediante técnicas que pueden mejorar la calidad de visión del paciente además de evitar o retrasar el trasplante". El tratamiento indicado en un queratocono diagnosticado en fases iniciales es el cross linking corneal, que ofrece muy buenos resultados.

El seguimiento de tres años de 50 pacientes de entre 13 y 30 años tratados de queratocono realizado en IMO con la técnica del cross linking, ha puesto de manifiesto la eficacia de este tratamiento para frenar la progresión del queratocono. A diferencia de otros tratamientos que no frenan la enfermedad, el cross linking impide que éste avance en un 95% de los casos y mejora la regularidad de la córnea y, por lo tanto, de la visión, en un 75% de los pacientes. Se trata de una técnica que logra aumentar la rigidez de la córnea, que en el queratocono se encuentra debilitada, mediante la administración de unas gotas de vitamina B2 (Riboflavina) en la superficie de la córnea, hasta conseguir que penetre adecuadamente en el interior.

Posteriormente, la córnea se expone a una luz ultravioleta de baja potencia que provoca una reacción química que hace aumentar el grosor de las fibras de colágeno y los enlaces entre ellas, logrando mayor rigidez corneal. Durante el congreso, el Dr. Daniel Elies destacó el papel de los ópticos en la detección del queratocono en fases iniciales y les recomendó que "ante cualquier astigmatismo raro u oblicuo o que aumente en mayores de 18 años, deriven al paciente al oftalmólogo para que le haga una topografía".

Por otro lado, el especialista de IMO se refirió a los anillos intracorneales, una alternativa de tratamiento para estados más avanzados de la enfermedad. La técnica está indicada en paciente sanos, de entre 15 y 40 años, así como en pacientes con síndrome de Down y personas con alergias atópicas, que se friegan los ojos habitualmente, algo que los especialistas desaconsejan totalmente. Los anillos modelan la córnea y no provocan rechazo y son de fácil adaptación para el paciente (solo molestan las primeras 24 o 48 horas). Esta técnica también se utiliza para ayudar a los contactólogos a adaptar una lentilla en una córnea irregular antes de un trasplante.

El Dr. Elíes destacó que IMO es uno de los centros con más experiencia en la implantación de estos anillos, un procedimiento que se ha visto beneficiado, en los dos últimos años, de la introducción del láser femtosegundo en la cirugía oftalmológica. Los doctores Daniel Elíes, Óscar Gris y José Luis Güell, especialistas en córnea de IMO, expusieron las diferentes amenazas para la región anterior del ojo en el Congreso de Contactología. Los dos problemas que acapararon mayor atención fueron el queratocono y también la presbicia (vista cansada). Además de otras patologías que afectan a la córnea como el ojo seco, la blefaritis, la conjuntivitis, la pinguécula y el pterigion (crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea) o la insuficiencia límbica (muerte celular del epitelio corneal).