Controles periódicos, evitar el tabaco y la sobreexposición solar y mantener una dieta rica en antioxidantes ayuda a prevenir la enfermedad

La DMAE, principal causa de pérdida severa de visión en personas de edad avanzada en los países desarrollados, afecta a la mácula, área localizada en el centro de la retina
A medida que avanza, se reduce la visión central, lo que dificulta la realización de tareas de detalle, como leer o marcar números de teléfono, así como conducir o reconocer rostros. La enfermedad está ligada a la edad. Afecta a las personas de más de 50 años y, especialmente, a los mayores de 65, más del 10% de los cuales padecen esta patología. Cada año se registran cerca de 30.000 nuevos casos y, debido el aumento de la esperanza de vida, se prevé que hacia el 2020 hasta 7,5 millones de personas mayores de 65 sufran DMAE en el mundo.

Prevención y diagnóstico precoz

Pese a que se trata de una grave limitación visual que puede incidir directamente en la calidad de vida de los pacientes, es frecuente que la persona afectada no note síntomas en las primeras fases. Por ello, el Insituto de Microcirugía Ocular advierte de la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz. Se sabe que existen diversas variables implicadas en la DMAE, como predisposición genética, la hipertensión y factores medioambientales, como el tabaquismo o la exposición prolongada a la luz solar.... Descarga el artículo completo en PDF.